A pesar del pedido de normalización de los gremios, Canicoba Corral prorrogó la intervención del Sindicato SOMU

Con “Caballo” Suárez, ex secretario, preso, el sindicato marítimo sigue sin ver la regularización de su institución.  Canicba Corral decidió prorrogar por 180 días la intervención judicial del gremio,relevando de la tarea a la Diputada Nacional, Gladys González, ya que la legisladora asumió como presidenta de la ACUMAR (ente de saneamiento de la cuencaMatanza Riachuelo) y resolvió poner a cargo de la intervención a Alfredo Enrique Bertonasco.

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral emitió el 16 de febrero una nueva resolución en el marco de la causa que instruye contra el ex secretario general del SOMU, Omar”Caballo” Suárez, y otros ex dirigentes del principal sindicato de marinos del país. La decisión de Canicoba Corral da por tierra las aspiraciones de quien fuera el segundo de Suárez en la conducción del gremio, Mario Morato, de asumir la conducción del sindicato hasta que se lleven a cabo las elecciones y la normalización del gremio.

En la resolución, Canicoba también ordena iniciar las acciones tendientes a promoverla intervención de la Justicia penal contra el ex secretario adjunto del sindicato y varios ex directivos, por la posible comisión de un delito de acción pública. Hasta el momento, Morato se encontraba exento de requerimiento judicial alguno.

Pero lo más fuerte del escrito firmado por el juez es que tal como se esperaba, decidió prorrogar por 180 días la intervención judicial del gremio,relevando de la tarea a la Diputada Nacional, Gladys González, en virtud de que la legisladora asumió como presidenta de la ACUMAR (ente de saneamiento de la cuenca Matanza Riachuelo).

Canicoba resolvió poner a cargo de la intervención a Alfredo Enrique Bertonasco,tanto en la conducción administrativa del gremio como en el encausamiento del proceso electoral.

Bertonasco es abogado especializado en derecho empresario yen negociaciones privadas nacionales e internacionales. Magister en resolución de conflictos y coach individual y grupal. Ha desarrollado tareas desde 1992 como solucionador de conflictos empresarios y gubernamentales en organismos tales como Registro Nacional de la Propiedad Industrial y la Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia. Fuentes del sector naviero, en tanto, lo sindican como un profesional de gran prestigio en el mundo empresario.

Una treintena de gremios de transporte mantuvieron ayer un encuentro con los ministros de Trabajoy de Transportes Jorge Triaca y Guillermo Dietrich. Durante la reunión, uno de los líderes de la CGT, Juan Carlos Schmid, le reclamó a Triaca por la pronta normalización del gremio y por la garantía de un trato humanitario hacía el detenido Omar”Caballo” Suárez. Algunos de los asistentes a la reunión informaron que el ministro se comprometió a analizar la situación, en tanto que anticipó que no visualiza la normalización del gremio antes de los primeros meses de 2018.

Si bien los argumentos judiciales justifican la prórroga en razón de “evitar la comisión tanto de nuevos delitos y como de actos de entorpecimiento de la investigación en desmedro del descubrimiento de la verdad”, la prórroga generó inquietud en buena parte del sector gremial yde muchos empresarios navieros, ya que, al decir de ambos sectores,”mantener al único gremio marítimo con peso específico intervenido, saca del juego al principal actor laboral tanto en la negociación paritaria como frente a los cambios que el gobierno viene propiciando para la actividad”. El temor fundamental radica en que una vez normalizado el sindicato, sus autoridades desconozcan todo lo acordado durante la intervención.

A pesar de que por un error de redacción, el fallo de Canicoba indica que se releva de su cargo a Gladys González a partir “del 22 de febrero de 2016” (se entiende que es a partir de 2017), desde que asumió en ACUMAR la diputada nacional no ha regresado a las oficinas del SOMU, y la gestión del día a día quedó en manos del equipo que había sido designado por ella. Hasta el momento,nada se sabe sobre el futuro de las más de 30 personas que incorporó González ala plantilla salarial del SOMU.