Acusan a la operadora de trenes de favorecer en las licitaciones a multinacionales

La operadora ferroviaria SOFSE, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, habría armado dos licitaciones a medida de las empresas multinacionales Prosegur y Securitas para entregarles el negocio de la seguridad en dos líneas de trenes.

Aí se desprende de una presentación judicial realizada por una firma del sector solicitando que se suspendan cinco licitaciones para brindar seguridad (por el lapso de doce meses con opción a otros doce) en las líneas San Martín, Mitre, Sarmiento y en servicios de larga distancia.

La solicitud de la medida cautelar para suspender las licitaciones está en manos de la jueza en lo Contencioso Administrativo Federal María Alejandra Biotti, quien la semana pasada le solicitó información a SOFSE. La firma que presentó el amparo -Murata SA- pretende que la magistrada se expida antes de que SOFSE entregue los contratos, que empezarían a regir el 1 de enero de 2018. Una vez que eso suceda, difícilmente se pueda dar marcha atrás, aun cuando se pruebe alguna irregularidad, explicaron.

“Ciertas cláusulas lesionan y restringen, con arbitrariedad manifiesta, derechos y garantías (…) y resultan violatorias del principio de igualdad de oferentes y distorsionan la competencia leal y transparentes de las empresas (…) al impedir en los hechos que la mayoría de las empresas del sector puedan participar del procedimiento”, sostienen en la presentación.

Concretamente, la queja es por el sistema de puntuación que se eligió para la ponderación de las ofertas. El ítem polémico es el de nivel de facturación.

En dos de las licitaciones (la número 40 para la línea San Martín y la 31 para el Mitre y el Tren de la Costa) ese ítem tiene un valor de hasta 15 puntos sobre un total de 100. Lo llamativo es que para conseguir esos 15 puntos la facturación anual que se exige es de $1.280 millones y $1.360 millones. “Solo hay dos empresas habilitadas en la Ciudad de Buenos Aires (Securitas y Prosegur) que podrán reunir este requisito”, explican en la presentación judicial.
El titular de Sofse, Marcelo Orfila, y el ministro Guillermo Dietrich

Según la demandante, las dos multinacionales arrancan con un 15% de ventaja sobre el resto de las empresas (unas 150 en el ámbito de la CABA, la enorme mayoría de capitales nacionales) en esas licitaciones. Pero lo más grave que se advierte es que a partir de tener esa ventaja, Prosegur y Securitas podrían presentar precios hasta un 18% superior al resto de las firmas y aun así ganarían las licitaciones, según un cuadro elaborado para la presentación en la justicia.

“SOFSE entra en una gran contradicción cuando en el resto de las licitaciones impone requisitos notablemente inferiores” de facturación (hasta 93 millones en la nº27 y 188 millones en la nº 43), explican. “Y sorprende que en la licitación 34/2017 requiere facturación de $1.030 millones, pero otorga nada más que 5 puntos por este requisito”, agrega Murata, que se queja además porque desde el 2014 presta el servicio en las líneas San Martín, Mitre y Roca sin haber sido sancionada por incumplimientos o baja calidad.

Y suman otro dato llamativo de los pliegos: “En algunos casos SOFSE pretende que la empresa prestadora haya facturado en el 2016 once veces más, mensualmente, que la propia licitación”.

La conclusión es que “es evidente” que a Prosegur y Securitas “no le interesan las tres últimas licitaciones y buscan quedarse con las dos primeras”. Por tanto, califican las licitaciones como “una excusa” para adjudicarle el negocio a esas dos firmas, perjudicando a la enorme mayoría.

Desde la Sofse, que preside Marcelo Orfila, evitaron referirse a las acusaciones ante la consulta de este medio. “El tema está en manos de la Justicia y estamos a disposición de la juez y la investigación”, respondieron.