Acusan de falso testimonio a un familiar de Mangieri

La fiscal Mónica Cuñarro solicitó el lunes cuatro años de prisión por el delito de falso testimonio para Cecilio Saettone, primo de la mujer de Jorge Mangeri, condenado por el femicidio de Ángeles Rawson.

El policía, actualmente retirado, había sido denunciado por los fiscales durante el juicio, en marzo de 2015. El veredicto se conocerá el próximo 6 de diciembre.

Cuñarro explicó en su alegato la acusación y repasó la declaración de Saettone en el juicio por el femicidio, donde dijo haberse reunido con Mangeri en la localidad de Pacheco. En esa oportunidad, el encargado supuestamente le contó sobre las amenazas que sufría. Los fiscales pidieron su detención por falso testimonio durante el debate y como los jueces del Tribunal Oral Criminal y Correccional Nº9 no hicieron lugar, presentaron una denuncia.

Una vez finalizado el juicio por el femicidio, los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas afirmaron en los fundamentos de la sentencia que no tenían dudas de que Saettone había mentido. Recordó Cuñarro que los magistrados manifestaron que el ahora acusado mintió sobre las comunicaciones que mantuvo con el marido de su prima; sobre el contenido del diálogo que mantuvo con él en la planta de Ford donde cumplía funciones; y sobre el tiempo que duró el encuentro.

En el alegato, la Fiscalía consideró como agravante su condición de policía y el hecho de que si hubiera actuado como correspondía, el caso se hubiera esclarecido más rápidamente. Tuvo en cuenta, también, la conmoción social que produjo el expediente. Cabe recordar que en abril de este año Saettone había solicitado una suspensión de juicio a prueba pero el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº1 se la negó, en línea con lo expuesto por la fiscalía.

En el alegato, la Fiscalía consideró como agravante su condición de policía y el hecho de que si hubiera actuado como correspondía, el caso se hubiera esclarecido con mayor rapidez.
Además de solicitar la pena de cuatro años, Cuñarro pidió que se le dictara una inhabilitación por 8 años para ejercer cargos públicos y que se comunicara la sentencia, en caso de ser condenado, al Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. Por su parte, la defensa del acusado le solicitó al juez Luis Salas la absolución.

El caso Ángeles Rawson

Jorge Mangeri fue condenado en julio de 2015 a la pena de prisión perpetua por el femicidio de Ángeles. Durante el juicio, llevado adelante por los fiscales Sandro Abraldes y Fernando Fiszer, se estableció que el encargado interceptó a la víctima en el hall de acceso de su vivienda, en Ravignani 2360 y la desvió de su camino, la llevó a algún lugar de acceso reservado del edificio y abusó sexualmente de ella. Consumado esto, o impedido de avanzar por la resistencia de la víctima, le apretó el cuello mientras le tapaba la boca y la nariz, y la asesinó.

Según el Tribunal Oral en lo Criminal Nº9, Mangeri dejó a la víctima ya fallecida acostada por unas cinco o seis horas. Luego, la puso en una bolsa de residuos de gran tamaño, la retiró del domicilio y la depositó en un contenedor de basura. El cuerpo fue encontrado de manera azarosa el 11 de junio de 2013 por la mañana, en la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico del CEAMSE en José León Suárez. La condena fue confirmada en junio de este año por la Cámara Nacional de Casación y tres meses después declaró inadmisible el recurso de la defensa para que sea revisada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Fuente: Ministerio Público Fiscal