Aguad pidió investigar escuchas a familiares del ARA San Juan

Para disipar cualquier sospecha sobre el accionar del Gobierno sobre espionaje a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, solicitó ayer a la Justicia federal que investigue las supuestas intervenciones telefónicas ilegales.

En un intento por retomar la iniciativa política y aplacar el enojo que existe contra el Gobierno por la metodología de búsqueda de la nave que desapareció el 15 de noviembre último, Aguad realizó la presentación judicial en los tribunales federales, junto al subsecretario Legal y de Articulación Institucional del Ministerio de Defensa, Juan Manuel Mocoroa.

Aguad pidió “investigar e identificar a los autores, cómplices e instigadores” de las pinchaduras telefónicas, explicaron desde la cartera de Defensa.

La solicitud del funcionario surgió a raíz de las denuncias que un grupo de familiares realizó la semana pasada durante la reunión de la comisión bicameral sobre la desaparición y búsqueda del submarino. En esa oportunidad algunos aseguraron haber detectado intervenciones telefónicas y subrayaron que hubo casos en los que desaparecieron fotografías de mensajes de WhatsApp.

Desde Defensa también informaron que se “solicitó que se libre oficio judicial al Laboratorio de Seguridad en las Comunicaciones de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), a fin de que remita el informe que da cuenta de la intervención telefónica de uno de los celulares los familiares de los tripulantes del ARA San Juan”. Y que “se lleve a cabo una pericia informática sobre los celulares de los familiares que denunciaron las intervenciones para constatar las irregularidades”.

Días atrás, desde la UTN analizaron dos celulares de familiares de los tripulantes y detectaron que uno de ellos estaba “intervenido ilegalmente”, aunque no pudieron precisar el origen de la pinchadura.

Los familiares realizaron una denuncia que quedó a cargo del juez federal Daniel Rafecas. Según el escrito presentado, dos teléfonos celulares de una familiar que acudió a la reunión de la Comisión Bicameral Especial sobre la desaparición y búsqueda del submarino denotaron anomalías como borrado de imágenes, pérdida de contactos, entre otros hechos.

No es la primera vez que familiares de víctimas denuncian ser blanco de espionaje del gobierno. Sergio Maldonado también manifestó que él y su familia fueron vigilados durante la búsqueda de su hermano Santiago, quien fue hallado muerto luego de tres meses de su desaparición. La causa por el espionaje de Gendarmería y en la que está imputado Gonzalo Cané, ex secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, también está en manos de Rafecas.

Fuente: Gabriela Vulcano para BAE Negocios

  • Panamá Papers: un hermano de Macri blanqueó ante la AFIP $63 millones

  • Ataque contra la casa del padre del juez que procesó a “Los Monos”

  • El Gobierno pedirá que se rectifique el anuncio sobre las paritarias de Camioneros

  • La caída de Mossack Fonseca

  • Piden indagar a Susana Trimarco por un presunto fraude

  • Se postergó la presentación del nuevo Código Penal

Compartir Nota