Ara San Juan: aseguran que debía realizar inteligencia sobre objetivos británicos, aunque la Armada lo niega

Tras el pedido de información de la jueza a cargo de la investigación del submarino desaparecido, se conocieron datos confidenciales de espionaje de buques y aviones británicos.

Se conocieron documentos que probarían que el Submarino ARA San Juan debía realizar tareas de inteligencia sobre la flota británica. Las sospechas fueron confirmadas luego de que saliera a la luz información que estaba archivada en el expediente que maneja la jueza de Caleta Olivia, Marta Yañez, a cargo de investigar qué pasó con el buque desaparecido.

Según la “Orden de Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos”, que por entonces estaba a cargo del capitán de navío Claudio Javier Villamide, bajo la numeración 04/17″, fechada el 24 de octubre de 2017, el ARA San Juan debía “obtener reconocimiento preciso” y “obtener localización, identificación, registro fotográfico/fílmico” sobre “AERONAVES RAF 130 Y AERONAVES DE GOBERNACIÓN MALVINAS” (estas son aeronaves de guerra y de logística de la Real Fuerza Aérea). La instrucción alcanzaba a varios buques ingleses, entre ellos el “BP CFL HUNTER”, el “HMS CLYDE” Y el “FPV PROTEGAT”.

La información fue publicada por el portal Infobae que tuvo acceso a los documentos que forman parte de la causa, y que, en un principio, habían sido denegados al Poder Judicial por tratarse de “información confidencial”, situación que había despertado las sospechas de algunos de los familiares de los 44 tripulantes.

La detección de esos objetivos debía realizarse sobre la denominada “Área JULIANA”, comprendida entre las latitudes y longitudes 46° 00′ S 61° 30′ W; 46° 00′ S 59° 34′ W; 47° 50′ S 60° 24′ W; 47° 50′ S 62° 20′ W.

Según se desprende de los documentos, la parte sudeste del área JULIANA abarca un sector de la zona de conservación pesquera exclusiva de las Islas Malvinas que es controlada por el Reino Unido.

La orden de operaciones número 01/17 “C”, fechada el 30 de junio de 2017, también le solicitaba al comandante del ARA San Juan alcanzar una serie de “objetivos”.

En el punto 3.3 subtitulado “INSTRUCCIONES PARTICULARES”, se ordena la “localización, identificación, registro fotográfico/fílmico sobre los buques británicos “BP CFLHUNTER/INZDLK3; HMS CLYDE/IMO 9367425; FPVPROTEGAT/IN ZDLK3” y las “AERONAVES RAF C 130” y “AERONAVES DE GOBERNACIÓN MALVINAS”.

Por su parte la Armada Argentina negó hoy una versión que indicaba que el submarino ARA San Juan desapareció mientras realizaba tareas de espionaje sobre naves británicas, y aclaró que la nave, desaparecida hace unos 80 días, estaba realizando tareas de “control del mar y vigilancia de los espacios marítimos de interés”.

“Resulta mandatario informar a la opinión pública que es incorrecto que el submarino San Juan haya estado realizando espionaje, sí control del mar y vigilancia de los espacios marítimos de interés, tanto dentro de nuestra ZEE como en las zonas adyacentes de interés nacional”, dice el comunicado emitido la noche del lunes.

Al respecto, indicó que “es absolutamente incorrecto que el submarino San Juan en su última navegación debía obtener reconocimiento preciso y obtener la localización, identificación, registro fotográfico/fílmico de los buques ingleses BP CFL HUNTER, el HMS CLYDE Y el FPV PROTEGAT como así también de AERONAVES RAF 130 Y AERONAVES DE GOBERNACIÓN MALVINAS en el área patrulla Juliana”.

La fuerza señaló que “la tarea de observación y avistaje en aguas de jurisdicción, jamás constituyen un acto de espionaje”, por lo cual se quejó de que “informaciones imprecisas o incorrectas, como la publicada, afectan a la sensibilidad de los familiares de nuestros 44 tripulantes, los cuales están atravesando por momentos de tremenda congoja y horas de intenso dolor y angustia”.

Etiquetas en Nota
Compartir Nota