Boudou aplazó su declaración en la causa de las facturas truchas

El ex vicepresidente presentó esta mañana el pedido ante el juez Ariel Lijo, alegando que tiene otros procesos en trámite y que su defensa no tuvo tiempo para analizar la causa.

La actividad en los tribunales federales vuelve a reactivarse con un nuevo desfile de funcionarios kirchneristas, ante la reanudación de los juicios en las causas Once y Ciccone.

Sin embargo, en el comienzo de la semana, la novedad fue que el ex vicepresidente Amado Boudou consiguió postergar la indagatoria a la que estaba citado (hoy a las 11) por el juez federal Ariel Lijo, en una causa en la que se lo investiga por la presunta rendición irregular de viáticos.

El ex vicepresidente presentó esta mañana un pedido de postergación, alegando que tiene otros procesos en trámite que debe afrontar con más urgencia, por lo que su defensa no contó con tiempo suficiente para analizar la causa. El juez Lijo aceptó la postergación y deberá ahora fijar una nueva fecha para cumplir con ese trámite procesal.

En esta causa el ex vicepresidente y ministro de Economía está acusado por el delito de defraudación a la administración pública por la “presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos”. Se trata de viajes al exterior realizados cuando era ministro de Economía por más de 15.000 euros.

La intención de Lijo era llamar a declarar a Boudou junto a otros dos imputados, Héctor “Cachi” Romano y Guido Forcieri, el ex funcionario de Economía que también está en el banquillo en la causa Ciccone. Ambos prestarán testimonio el martes 31.

Más funcionarios citados

El ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, tendrá la oportunidad hoy a las 11 de decir sus últimas palabras en un juicio en donde la querella del Grupo Clarín pidió seis años de prisión, por armado de un cotillón contra el diario con recursos que habrían salido de las arcas del estado.
En el alegato ante el Tribunal Oral Federal 5, el abogado Hugo Wortman Jofre pidió condenar a Moreno por los delitos de “malversación de caudales” e “intimidación pública” y definió al acusado como “un militante devenido en funcionario que nunca se avino al cumplimiento de la ley”. La defensa solicitó su absolución y remarcó que en el caso no hay acusación fiscal.

Asimismo, el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina llegó a las diez a la oficina del juez Bonadio para declarar en una causa que investiga irregularidades en el Programa de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos. El miércoles será el turno de Jorge Capitanich, otro ex jefe de ministros del kirchnerismo.
El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández que también estaba citado para esta semana adelantó su indagatoria y rechazó las acusaciones.

Por otra parte, el Tribunal Oral Federal 4 reanudará dos juicios claves: el martes el de Ciccone, en donde está acusado Boudou y deberán ser indagados el resto de los imputados; y el miércoles el segundo juicio por la tragedia de Once, con el ex ministro de Planificación Julio De Vido como acusado.

De Vido llegaría a tribunales desde el penal de Ezeiza dado que fue arrestado la semana pasada en el marco de otras dos causas penales -sobreprecios en la compra de Gas Licuado y desvíos millonarios para reactivar la mina de Río Turbio-.

Sin embargo, la defensa entiende que no tendría por qué presentarse en tribunales nuevamente ya que el trámite de la indagatoria se cumplió y comienza el desfile de testigos donde el acusado no tiene obligación de estar presente.

Etiquetas en Nota
Compartir Nota