Campaña Antártica: confirman sobreprecios de más del 200 por ciento en alimentos

Un reciente peritaje determinó que una venta que el Mercado Central hizo a la Campaña Antártica entre el período 2015-2016 por 73 millones de pesos en realidad costaba en un supermercado mayorista 22 millones.

Un peritaje contable oficial determinó que el Mercado Central vendió alimentos para la Campaña Antártica de 2015-2016 con sobreprecios del 227 por ciento.

El estudio hecho por la contadora Flavia Irene Melzi, integrante del Cuerpo de Peritos Oficiales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y entregado hace unos días al juez Rodolfo Canicoba Corral, determinó que una venta que el Mercado Central hizo a la Campaña Antártica por 73 millones de pesos en realidad costaba en un supermercado mayorista 22 millones. Es decir, que el Estado pagó 51 millones de pesos de sobreprecios.

El peritaje ordenado por Canicoba Corral se hizo en una causa en la que se investiga los sobreprecios cobrados por proveedores tercerizados del Mercado Central para abastecer de alimentos y bebidas a la Campaña Antártica de 2015-2016. El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas compró alimentos al Mercado Central como parte de un convenio firmado por la Secretaría de Comercio Interior durante el kirchnerismo.

Cuando cambiaron las autoridades del Mercado Central luego de la llegada del macrismo al poder, se detectaron enormes sobreprecios.

Las autoridades del Mercado Central informaron de la situación a la Oficina Anticorrupción que hizo una denuncia que fue resumida por esa repartición de la siguiente manera “… para la Campaña Antártica 2015-2016 se hicieron compras con sobreprecios cercanos al 240%. Además, se detectó que la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires subcontrató a dos empresas para cumplir con la provisión de insumos –algo que no podía hacer- y omitió solicitarle a la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) precio testigo o de referencia. El 95% de los productos comprados se adquirió a través de dos empresas, pero no se presentó ningún tipo de documentación que acreditara la idoneidad, solvencia y/o capacidad de los cocontratantes, ni siquiera un informe de adjudicación del contrato de suministro a su favor”.

Las dos principales empresas proveedoras investigadas son Rinorm SRL, y una persona física, María Alejandra García Gelmini. Entre la firma y la mujer se quedaron con buena parte del negocio de la venta de alimentos de aquella Campaña Antártica. Pero también está bajo sospecha la firma Patagonia Sunrise, vinculada a Carlos Alberto Martínez, quien presidiera el Mercado Central durante parte del gobierno kirchnerista. Martínez sigue siendo empleado de la Casa Rosada aún en tiempos de macrismo: es personal de planta de la Secretaría General de la Presidencia y presta servicio en el área que se encarga de los aviones.

Martínez es uno de los imputados por el fiscal Ramiro González en el expediente. Otro de los imputados es el diputado nacional por el Frente para la Victoria Agustín Rossi, quien era el ministro de Defensa en la época de la investigación. Consultado sobre los sobreprecios en los alimentos para la Campaña Antártica, su abogado Alejandro Rúa respondió: “Este es un asunto del Mercado Central de Buenos Aires y el modo en que concretó el aprovisionamiento acordado con los jefes militares. No hay ninguna intervención ni responsabilidad de las autoridades del Ministerio de Defensa”.

A partir de la llegada del resultado del peritaje-que mostró otras irregularidades de los beneficiarios del negocio- el juez Canicoba Corral está en condiciones de avanzar en la causa hacia una etapa de definiciones.

Fuente: Omar Lavieri para Infobae

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias