Citan a indagatoria a Sergio Szpolski por evasión millonaria

Un juez lo citó para el 9 de agosto, por no pagar 163 millones de pesos correspondientes a aportes laborales de sus empleados.

El juez Juan Pedro Galván Greenway citó a indagatoria a Sergio Szpolski y otros directivos del disuelto Grupo Veintitrés, para el próximo 9 de agosto, por evadir el pago de 163 millones de pesos en aportes de la seguridad social de sus empleados, informaron fuentes judiciales.

La denuncia había sido realizada por el ex titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, en julio de 2016. Pero el juez resolvió dividirla en 18 causas distintas, para investigar la evasión impositiva de cada una de las 18 empresas mencionadas por la AFIP. De tal modo, además de estar imputado Szpolski, también hay otros imputados por el fiscal Emilio Bergueroff. Por ejemplo, en la causa donde se investiga a la radio FM Vorterix, está imputado Mario Pergolini, como uno de los dueños de esa emisora; mientras que para Radio América (Desup S.A.) aparece imputado quien era su presidente, Roberto Flores. También está imputado el ex chofer de Szpolski, Ricardo Pace, quien integraba varios directorios del Grupo Veintitrés.

Algunas de las otras empresas investigadas son la imprenta Poligráfica del Plata, Soluciones Logísticas (CN23), Comunidad Virtual (Tiempo Argentino), Balkbrug y Orleix (El Argentino), Manucorp (revista Veintitrés) y BAE Negocios. Mientras que los otros imputados por el fiscal Guerberoff son Alejandro Olmos, Antonio Ciuffo, Ignacio Conde, Toribia Páez, Luisa Cuschnir y Alberto Aspani.

La evasión de aportes, que perjudicó a gran parte de los empleados del ya disuelto grupo de medios ultra K, tuvo dos metodologías: por un lado, las empresas presentaban la declaración jurada de sus empleados en relación de dependencia y retenían los aportes previsionales, pero luego no los depositaban. La segunda variante era que las sumas eran “ingresadas y/o regularizadas en un plan de facilidades de pago superado el plazo legal para ello”, según figura en la denuncia de la AFIP.

Pese a ello, la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) le destinaba a sus medios de comunicación cientos de millones de pesos en publicidad oficial. Por ejemplo, sólo durante el año 2015, último de gestión de Cristina Fernández de Kirchner, la ANSeS le puso avisos por 105 millones de pesos a los diarios Tiempo Argentino y El Argentino, Radio América, FM Rock & Pop y cadena de noticias CN23, entre otros medios del Grupo Veintitrés; mientras que la Secretaría de Comunicación Pública le adjudicó otros 307 millones en publicidad oficial. A eso se agregaron 10 millones de pesos en canjes de deudas impositivas por avisos del gobierno nacional.

La evasión previsional del grupo de Szpolski-Matías Garfunkel fue alertada en varias notas publicadas por Clarín, cuando estaba Ricardo Echegaray a cargo de la AFIP, en los años 2012 y 2013. Pero el kirchnerismo permitía que su medios de comunicación se financiaran con los aportes previsionales de sus propios empleados.

Cuando se lo consultaba a Szpolski por esta evasión previsional, el empresario -y candidato K a intendente de Tigre en las elecciones de 2015- explicaba que el Grupo Veintitrés no pagaba los aportes de sus empleados porque se acogía a las moratorias del Gobierno para canjear las deudas impositivas por publicidad oficial.

Sin embargo, el ex titular de la AFIP, Alberto Abad, impulsó la denuncia penal contra las empresas que conformaban el Grupo Veintitrés, allá por julio de 2016. Esa denuncia se dividió en 18 causas, que continúan abiertas. Y el actual titular del organismo oficial, Leandro Cuccioli, continuó la presión sobre Szpolski, con cuatro nuevas denuncias, que se presentaron entre mayo y junio de este año.

“Hubo una apropiación indebida de los aportes y las contribuciones de la seguridad social”, explicó un tributarista que prefirió mantener su nombre en reserva. Y agregó que es un delito castigado por la Ley Penal Tributaria, con penas que van de dos a seis años de prisión, para quienes evaden los aportes “mediante declaraciones engañosas, ocultaciones maliciosas o cualquier otro ardid o engaño”, según figura en la normativa vigente.