Citan al barra “Bebote” Alvarez para que declare en una causa contra Moyano

En el marco de la causa donde quedaron imputados por lavado de dinero Hugo y Pablo Moyano, el juez federal de Quilmes Luis Armella citó a declaración testimonial a Pablo “Bebote” Álvarez, el jefe de la barra brava de Independiente detenido por asociación ilícita.

Fue justamente su ampliación de indagatoria en esa causa -que tramita en Lomas de Zamora- la que derivó en la apertura de un nuevo expediente, que puede complicar al líder de Camioneros y a su hijo.
Hace diez días, la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo pidió al juez Armella 13 medidas de prueba, también imputó al Secretario General de Independiente Héctor “Yoyo” Maldonado y a los directivos de la firma Aconra SA, “sin perjuicio que con el avance de la investigación recaiga imputación penal en otros directivos y/o personas”.

Lo que dio origen a este expediente por maniobras de blanqueo fueron las declaraciones del barrabrava el 15 de diciembre. Álvarez había pedido declarar nuevamente. Buscó acordar con la fiscalía acogerse al programa de imputados protegidos pero no lo logró, porque en la provincia de Buenos Aires tal figura no está contemplada. Entonces sólo amplió su declaración indagatoria, en la que apuntó a Hugo y Pablo Moyano como partícipes de maniobras de lavado de dinero. Esas acusaciones fueron “extraídas” para ser investigadas en otra causa, que es la que recayó en el juzgado de Armella.
Bebote Álvarez denunció que el dinero producido por todas las ventas de futbolistas efectuadas por Independiente era depositado en una cuenta de un banco radicado en una guarida fiscal. Y desde allí era derivado a una mesa de dinero en Argentina, manejada supuestamente por Pablo Moyano, actual vicepresidente primero de la institución.
El circuito de esa plata continuaba con su derivación a una mesa de dinero, que según las acusaciones del barra se encuentra vinculada a un vicepresidente del club (uno de los anteriores, Noray Nakis, está detenido) y a Pablo Moyano, por entonces vocal de la Comisión Directiva.
Consta en el expediente que dichas sumas de dinero eran puestas a trabajar en el “circuito financiero y generaba ganancias que no eran declaradas en los balances del club”: allí sólo se consignaba el “monto original surgido de la venta de los futbolistas”.

Como testigo, ahora Álvarez deberá ratificar esos dichos ante Armella la próxima semana.

En esta causa la fiscal Cavallo imputó a la familia Moyano, por “haber montado una estructura” dentro de Independiente “destinada a cometer delitos y lavado dinero de las formas más variadas, entre las que se destacan la contratación de los servicios de la empresa de turismo Martin Tur, sobrefacturando los viajes del equipo al interior y exterior”.

Además la familia Moyano está acusada de “extorsionar a varias empresas de distintos rubros para beneficios personales”, utilizando a Independiente para “lavar y blanquear dinero” (sic) con la empresa “Conran” (se trataría de “Aconra SA”) de la cónyuge de Moyano”.

Fuente: Lucía Salinas para Clarín

  • Mafia de los contenedores: el debate sigue sin tener fecha de inicio

  • Confirman juicio oral y público contra Lázaro Báez por lavado de activos

  • La Justicia frenó la ampliación del estacionamiento medido en la Ciudad

  • Alejandro Rúa: “Se deshacen de todos los jueces y fiscales no alineados”

  • Panamá Papers: un hermano de Macri blanqueó ante la AFIP $63 millones

  • Ataque contra la casa del padre del juez que procesó a “Los Monos”