Condenan a ex funcionario de AFIP de Formosa por peculado

Se trata del abogado Jorge Alberto Patrón, que representaba al ente recaudador en juicios ejecutivos contra el Estado provincial. Se determinó que en 1998 recibió honorarios en bonos equivalentes a un millón de pesos/dólares, que le fueron depositados en su cuenta particular.

Con intervención del responsable de la Fiscalía General ante el TOF de Formosa, Luis Roberto Benítez, el Tribunal Oral Federal de dicha jurisdicción resolvió condenar a Jorge Alberto Patrón, a la pena de tres años de prisión, de ejecución condicional, accesorias legales, costas e inhabilitación absoluta perpetua para el ejercicio de la función pública, por considerarlo responsable del delito de peculado. Además, se dispuso la absolución del entonces juez administrativo de la AFIP, Pablo Raúl Goicochea.

La investigación se inició en octubre de 2003, a través de una denuncia anónima –presentada ante la Fiscalía Federal N°2 de Formosa, a cargo del fiscal Luis Benítez- sobre presuntos hechos delictivos relacionados a una fiscalización recaída sobre el agente judicial de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Dr. Jorge Alberto Patrón, tras haber tomado conocimiento que el mismo habría cobrado de la Provincia de Formosa la suma de un millón quince mil pesos dólares (U$S 1.015.000).

En el marco de una extensa pesquisa, la Fiscalía determinó la existencia de una defraudación en perjuicio del Estado Nacional, que involucraba a funcionarios de la Seccional Formosa de la AFIP, quienes habían desplegado una maniobra ilícita a través de la cual no pudo cobrarse un crédito fiscal pero, sin embargo, los letrados intervinientes sí percibieron una importante suma de dinero, bajo la apariencia de honorarios.

En el marco de una extensa pesquisa, la Fiscalía determinó la existencia de una defraudación en perjuicio del Estado Nacional, que involucraba a funcionarios de la seccional Formosa de la AFIP.
Tal maniobra se remonta a los años 1996 y 1997, cuando la entonces Dirección General Impositiva (DGI) inició un juicio ejecutivo contra la Provincia de Formosa, por un monto superior a cuatro millones de pesos/dólares, ya que en dicha época estaba vigente la Ley de Convertibilidad.

Así, en oportunidad que una de las causas ya contaba con sentencia a favor del Estado Nacional, y otras dos tenían resolución favorable respecto de incidentes sobre competencia planteadas por la Provincia, el 9 de marzo de ese año, el juez administrativo de la AFIP, Pablo Goicochea, ordenó archivar las actuaciones, sin causa que lo justifique, lo cual implicaba que tampoco se percibirían honorarios ni costas.

Sin embargo, días antes de ello, Patrón y otro abogado de la AFIP, suscribieron un convenio irregular de pago extrajudicial de honorarios, por una suma superior al millón de pesos/dólares. Así, se comprobó que Jorge Patrón –por entonces agente judicial de la AFIP de Formosa- celebró el convenio de honorarios con la Provincia de Formosa –representada por el Fiscal de Estado Provincial-, en el cual se informaba que el monto objeto del convenio había ascendido a la cifra de un millón de pesos, aproximadamente, y respecto del cual, el agente Patrón omitió tributar, en concepto de Impuesto a las Ganancias, respecto a los honorarios percibidos, al tiempo que cobró la totalidad de los mismos -y no el porcentaje que le correspondía- como también omitió rendir cuentas a la DGI, y ocultó la maniobra a sus superiores.

A raíz de la denuncia anónima, se inició la investigación y se corroboraron las irregularidades y cobro de honorarios en bonos provinciales. Todo ello motivó que, en septiembre de 2009, el fiscal Luis Benítez requiriera la elevación a juicio de la investigación seguida contra Patrón –en su calidad de abogado de la AFIP- y de Pablo Raúl Goicochea –quien intervino como juez administrativo del ente recaudador- al considerarlos coautores del delito de malversación de caudales públicos, bajo la modalidad de peculado.

En febrero de 2012 tuvo lugar el primer debate oral y público, donde los jueces del Tribunal Oral Federal de Formosa, Zunilda Niremperger, Jose Luis Aguilar y Norberto Giménez, resolvieron absolver a los imputados. Tal decisorio fue recurrido ante la Cámara Federal de Casación Penal, por el fiscal Benítez al entender que el Tribunal efectuó una interpretación arbitraria de los elementos de prueba recolectados, en relación con la gravedad del hecho y el perjuicio patrimonial causado.

Al resolver la cuestión, el 5 de mayo de 2.015, la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal hizo lugar al recurso interpuesto y anuló la sentencia absolutoria, al tiempo que ordenó desplazar a los jueces que dictaron la resolución en crisis y remitió las actuaciones al Tribunal Oral Federal de Formosa, para que se realice un nuevo debate.

Así, con los jueces Norma Lampgunani, Juan Manuel Iglesias y Delfina Denogens se conformó un nuevo Tribunal, que llevó adelante el debate oral y público que tuvo lugar entre septiembre y octubre pasado. En dicho contexto, el fiscal Benítez –responsable de la Fiscalía General ante el TOF de Mendoza- solicitó que Goicochea fuera condenado a la pena de 3 años y medio de prisión y 4 años para Patrón, al considerarlos responsables del delito de malversación de caudales públicos, al tiempo que la querella –que representaba a la AFIP- solicitó 5 años de prisión.

El pasado 20 de octubre, el Tribunal Oral Federal de Formosa condenó Jorge Alberto Patrón a la pena de 3 años prisión, de ejecución condicional, accesorias legales, costas e inhabilitación perpetua para el ejercicio de la función pública por considerarlo autor del delito de malversación de caudales públicos, bajo la modalidad de peculado. Asimismo, se dictó su absolución la absolución del ex juez administrativo de la AFIP, Pablo Goicochea.

Fuente: Ministerio Público Fiscal