“Corcho” Rodríguez será indagado por el juez Casanello en la causa Odebrecht

El empresario Jorge “Corcho” Rodríguez quedó nuevamente en la mira de la justicia. Esta vez por la posible comisión del delito de acción pública en el proceso de licitación de dragado del Río de la Plata, en la zona de la isla Martín García.

F ue luego de que se encontraran su nombre y datos de contacto en una planilla de Excel de Van Oord, una empresa allanada por la justicia Federal, en el marco del expediente por los sobornos en la construcción de las plantas potabilizadoras de Aysa, uno de los tres que involucran la participación de la brasileña Odebrecht en la Argentina. En este último, Rodríguez será indagado en agosto próximo por el juez Sebastián Casanello, en tanto que la nueva presentación recayó, por sorteo, en el despacho de Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Eduardo Taiano.

En el panorama judicial de Rodríguez también está la indagatoria en el marco de otra causa por el tema Odebrecht: la del soterramiento del tren Sarmiento. Van Oord es una dragadora de orígen holandés, que fue señalada en un reciente dictamen del fiscal Federico Delgado, porque en el marco del proceso licitación para el dragado del Río de la Plata, en la zona de la isla Martín García, habría contratado a Rodríguez para atender en forma personal la relación “con las más altas autoridades” a cargo de esa obra. En el escenario se vuelve clave el rol de Sabrimol Traiding, la sociedad anónima a través de la cual Odebrecht pagó sobornos a funcionarios argentinos y que la semana pasada se informó desde la justicia uruguaya a la argentina que pertenece a Rodríguez, algo que niegan terminantemente desde el entorno del empresario.

En la justicia vecina consta también un acta de acuerdo entre Sabrimol y Van Oord en la que se identifica al empresario como el responsable de la sociedad. Tras el hallazgo de los datos de Rodríguez en las planillas de Van Oord y ante la posibilidad de estar ante la comisión de un delito de acción pública relacionado con un proceso de licitación, como sería el del dragado, ayer se extrajo testimonio del expediente y se presentó la nueva denuncia. Taiano deberá decidir si abre la investigación.

Cerca del empresario aseguraron que el tema “no resiste análisis” y que Rodríguez sólo habría tenido algún trato con Van Oord, por otra obra, en el puerto de Montevideo, que después no se llevó a cabo. El dictamen de Delgado fue presentado la semana pasada ante el juzgado de Sebastián Casanello, en la causa por el posible pago de sobornos de Odebrecht, para la construcción de las plantas potabilizadoras de Aysa de Paraná de las Palmas y del Bicentenario, en Tigre y Berazategui. En ese expediente, Rodríguez está citado por Casanello a prestar declaración indagatoria el 30 agosto próximo. En tanto que el magistrado también le prohibió la salida del país, en mayo pasado, haciendo lugar a un pedido de la Oficina Anticorrupción (OA), parte en la causa. El escrito del fiscal de Delgado dio cuenta de que la empresa Sabrimol Trading firmó un acuerdo con la dragadora Van Oord, relación que ya había sido expuesta en la información que enviaron las autoridades uruguayas.

En tanto que de la información brindada por el banco Itaú de Uruguay también surgió que Sabrimol brindaría servicios de asesoramiento a Van Oord. Sabrimol Trading SA es la sociedad radicada en Montevideo que, de acuerdo a delatores de Odebrecht, sirvió para canalizar millones de dólares para el pago de sobornos en los tres proyectos de la compañía brasilera en Argentina: el soterramiento del ferrocarril Sarmiento, la construcción de dos plantas potabilizadora para Aysa y las extensiones de los gasoductos. Teniendo en cuenta esa vinculación entre Van Oord con Sabrimol, y ante la sospecha de que allí podría encontrarse documentación relacionada con Rodríguez tanto como con personas físicas como jurídicas, vinculadas al presunto pago de sobornos a funcionarios públicos para la contratación de las plantas potabilizadoras, se dispuso el allanamiento. De allí, como resultado preliminar en la búsqueda de computadoras, se encontró el documento de la planilla de Excel, con datos de Rodríguez, entre otros. Por eso, ante la posible existencia de un delito de acción pública relacionado con el proceso de licitación en el que se habría presentado Van Oord, en la zona de la isla Martín García, es que se extrajo testimonio y se mandó a sorteo la presentación. Odebrecht: Rodríguez está citado en dos de los tres expedientes que tramitan en el país De las tres causas que investigan el rol de Odebrecht en Argentina, la que intenta determinar qué sucedió en la licitación de las obras Aysa de Paraná de las Palmas y Berazategui, es la que más avanzó.

Está en manos del juez Sebastián Casanello y el avance se hizo en las dos patas que componen la conexión local: apuntando tanto a la rama de los empresarios argentinos como a la de los funcionarios. A comienzos de mayo pasado, el magistrado procesó a 19 personas entre ellas a los empresarios Aldo Benito Roggio y Carlos Wagner, junto a varios funcionarios. Fue por presunta defraudación en perjuicio de la administración pública. En la misma resolución, Casanello también ordenó recibir varias declaraciones testimoniales indagatoria, entre ellos a tres de los ex máximos responsables del Ministerio  de Planificación: Julio De Vido, José López y Roberto Baratta. Y a Jorge “Corcho” Rodríguez. En su escrito, el magistrado entendió que hubo  “a través de cartelización un reparto irregular de la obra pública”.

En tanto que también detectó “incrementos presupuestarios injustificados desde el inicio de los procesos licitatorios y modificaciones a los proyectos realizados por la propia AySA que incorporaban obra nueva por fuera de los originales, aumentando ilícitamente sus ventajas”. Rodríguez por su parte también deberá presentarse, a mediados de  octubre, a indagatoria frente al juez Marcelo Martínez de Giorgi, quien investiga, junto al fiscal Franco Picardi, los posibles desmanejos en el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Una investigación en la que también están involucrados De Vido y Baratta, así como el empresario Angelo Calcaterra, primo hermano del presidente Mauricio Macri, ex dueño de IECSA.

Fuente: Perfil