Correo Argentino: revelan documentos de la Procuraduría de Investigaciones

Aunque en su momento aseguraron que no estaban al tanto de la millonaria condonación que implicaba el acuerdo con Correo Argentino, constan documentos que hacen suponer reuniones de funcionarios en la Casa de Gobierno.

Cuando el año pasado estalló el escándalo del Correo, debido a que el Estado había aceptado condonarle casi la totalidad de su deuda millonaria, Mauricio Macri se mostró perturbado como si lo hubiera tomado por sorpresa la decisión de representantes de su Gobierno que beneficiaba a la vieja firma de su familia a costa del erario público, y anunció que todo volvería a “foja cero”. Sin embargo, en la causa penal donde se investiga si hubo negociaciones incompatibles, constan documentos que hacen suponer que ciertos funcionarios del Poder Ejecutivo negociaban con Correo Argentino no precisamente en los tribunales comerciales, sino en la Casa Rosada y/o en Olivos. Además de los registros de reuniones en esos ámbitos oficiales, surge en papeles relevados por la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), que dos semanas antes de que la empresa de los Macri presentara su oferta en el expediente comercial, el entonces ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, recibió una nota de su director de Asuntos Jurídicos, Juan Mocoroa, que ya le anticipaba lo que iba a ofertar el Correo y le pedía instrucciones. Una serie de incongruencias temporales y la falta de algunos datos en el expediente administrativo del ministerio de Aguad, generaron sospechas en los investigadores de que esa carpeta se haya armado con posterioridad a que el acuerdo “ruinoso” y “abusivo” –como lo llamó la fiscal comercial Gabriela Boquín– saliera a la luz.

En base al informe de la PIA, que conduce el fiscal Sergio Rodríguez, fue que el fiscal federal Juan Pedro Zoni hizo una presentación en la causa, que está radicada en el juzgado de Ariel Lijo, y pidió medidas de pruebas destinadas a esclarecer, precisamente, si existió una negociación irregular y paralela por la deuda del Correo y si se pudo haber “posdatado” el expediente administrativo si es que no se había confeccionado en el ex ministerio de Comunicación en el momento debido. La presentación de Zoni fue antes de Semana Santa. El viernes último fue removido de la fiscalía donde actuaba desde hacía tres años, con el argumento de que su designación a través de un traslado –resuelto por Alejandra Gils Carbó– había sido irregular. Como informó PáginaI12, lo reemplazará, también por decisión de Casal, Gerardo Pollicita, uno de los favoritos del Gobierno, como impulsor de varias causas contra Cristina Fernández de Kirchner. En esta causa penal sobre el acuerdo del Correo, Zoni imputó desde un comienzo al propio presidente Macri, al ministro Aguad –hoy a cargo de Defensa– a Mocoroa, que como titular de Asuntos Jurídicos era el que se presentaba en el expediente del concurso de acreedores y el que firmó el acuerdo denunciado por la fiscal comercial, Boquín. La deuda que se perdonaría casi completa era de 4000 millones de pesos por entonces. También están imputados síndicos y la jueza comercial Marta Cirulli.

Según constancias que están en poder del juzgado, Mocoroa se presentó en la Cámara Comercial el 19 de mayo diciendo que estaba facultado para aceptar una propuesta del Correo para pagarle a sus acreedores. Pero la autorización formal tiene fecha de casi un mes después, 24 de junio. La audiencia del acuerdo se hizo el 28 de junio. En una nota dirigida al ministro Aguad, Mocoroa le dice que le manda la última oferta anterior de la empresa, en noviembre de 2014, pero le entrega la de octubre de ese año. Ambas habían sido rechazadas. Pero quizá el punto más llamativo es que en una nota que lleva el número 55/2016, con fecha de 23 de mayo de ese año, anticipa la oferta que el Correo recién presentó en el expediente del concurso catorce días después, el 6 de junio, y que aparece notificada al Estado el 13 de junio. Según estos papeles, el Ministerio de Comunicaciones conocía lo que propondría el Correo mucho antes de que lo hiciera oficialmente.

El informe de la PIA presentado en la causa, muestra también diferencias del sello con el que se pone la fecha, algunas enmiendas dudosas, espacios para poner fechas a mano y papeles con membrete y tipografía diferente. Pero además revela una sucesión de reuniones elocuentes. En el Gobierno aseguran que Macri no conocía las negociaciones. En el listado de reuniones que están asentadas en el registro oficial, al que accedió PáginaI12, el asunto del Correo pareciera ser un tema de preocupación en los inicios del gobierno de Cambiemos: en una reunión del 8 de enero de 2016 aparecen sentados como asistentes Macri, el secretario presidencial Fernando De Andreis, Aguad y un grupo de funcionarios de su cartera, además del secretario de coordinación Mario Quintana, el titular del Enacom Miguel de Godoy y el entonces presidente del Correo Jorge Irigoin, alguien muy allegado a la familia Macri y que fue gerente de Socma, una de las firmas controlantes del Correo. El 11 de marzo de 2016 se reúnen Héctor María Huici, secretario de Tecnología del ex ministerio de Comunicaciones, con Jaime Cibils Robirosa, apoderado del Correo; el 14 de abril se vuelven a reunir y se suma Mocoroa; el 15 de abril, otra vez se reúne Macri con Aguad, Huici, De Godoy, Irigoin y Quintana entre otros; el 3 de junio se juntaron la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso e Irigoin. Ya en agosto y otra vez en diciembre, cuando se había firmado el acuerdo, se vuelve a reunir Macri con los funcionarios de Comunicación e Irigoin. Y se encuentran nuevamente, pero en un grupo más chico, el 16 de marzo de 2017.

Para entonces el escándalo desatado tras conocerse la denuncia de la fiscal Boquín llevaba más de un mes al rojo vivo y Macri había anunciado la vuelta “a foja cero” (el 16 de febrero), que implicaba que el Estado daba marcha atrás con el acuerdo y aceptaba a ir a una nueva audiencia para un nuevo acuerdo. La audiencia era precisamente ese 16 de marzo, pero el Estado –en una jugada favorable al Correo– pidió una prórroga que se extendió y sigue vigente de hecho. La empresa de los Macri sigue sin pagar su deuda, y jamás en 17 años se decretó la quiebra, que arrastraría a sus controlante Socma y Sideco, del grupo familiar.

Las reuniones por sí mismas quizá no dirían mucho, pero sí cuando se las analiza entre sí y en relación a otros hechos. Huici aparece como el funcionario clave que se reúne con el Correo. Después del segundo encuentro, participa de una reunión con el presidente Macri. En otro orden: el 13 de junio de 2016 el Correo, mediante Cibils Robirosa y Jaime Kleidermarcher, demandan por daños y perjuicios al Estado por falta de pago de inversiones. Para ese entonces, Aguad en teoría ya sabía cómo sería la oferta para el pago de deuda. El 24 de junio le dio instrucciones a Mocoroa para contraofertar en los términos finalmente aprobados.

Cuando la PIA requirió minutas o resúmenes de las audiencias mantenidas por funcionarios con el Correo, la respuesta fue que no existen.

En el juzgado dicen que ya ordenaron medidas para desentrañar todos estos enigmas. En la fiscalía, al parecer, no hay notificación. Ahora habrá que ver qué valor le da a todo este material clave el fiscal Pollicita.

Fuente: Irina Hauser para Página/12

  • Piden indagar a Susana Trimarco por un presunto fraude

  • Se postergó la presentación del nuevo Código Penal

  • Mauricio Macri se reunió con Ricardo Lorenzetti en la Casa Rosada

  • La Corte ordenó revisar el cierre de una causa de corrupción de los noventa

  • Violento robo de falsos policías a la casa del “Pata” Medina

  • Perpetua para el asesino de Diana Sacayán, la primera por travesticidio