Cruces entre Lorenzetti y Garavano por el estado de la Justicia

El ministro de Justicia, Germán Garavano, renovó este jueves el reclamo del Gobierno sobre reforma del Poder Judicial y la extensión de la jornada laboral y destacó los altos sueldos de los magistrados, pero el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, le respondió que hace 10 años se vienen reclamando cambios y “políticas de gestión” y denunció que el 30 por ciento de los cargos está vacante.

E/eltdf_dropcaps] l contrapunto tuvo lugar esta mañana en el salón Azul de la Facultad de Derecho de la UBA, durante la apertura de un congreso que organizó la AJUFE (la reciente agrupación de jueces federales) con el apoyo del Ministerio de Justicia y la OEA.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, fue testigo de las palabras que se cruzaron Lorenzetti y Garavano, de manera diplomática, durante la apertura del Congreso “Desafíos de la Cooperación Jurídica Internacional”, que se sustanciará entre el jueves y el viernes. Entre el público también estaban el senador que lidera el Justicialismo en la Cámara Alta, Miguel Pichetto, y el representante de los empleados judiciales Julio Piumatto.

Para Garavano, “la cantidad y calidad de delitos que hoy enfrentamos supera largamente la organización del juzgado tradicional” y, en sintonía con las palabras del presidente Mauricio Macri el pasado lunes, advirtió que “seguimos trabajando en el modelo colonial”.

“Leemos un expediente judicial como hace 200 años atrás -dijo-. Seguimos trabajando con una rutina y unos horarios…. Como decía el Presidente, si bien generó alguna molestia tenemos que replantear la forma en que trabajamos en la Justicia”. Tras subrayar la “demanda de la ciudadanía muy fuerte sobre la justicia penal”, Garavano resaltó que “la única forma sustentable de recorrer este camino es que sean los jueces, a través de organizaciones como éstas, las que protagonicen el camino” de la renovación.

“Desde afuera, nosotros podemos impulsar leyes, hacer aportes pero si no hay un movimiento interno que lidere este proceso y marque las cosas que hay que corregir…”, dijo, sin concluir la frase.

Fue en ese momento en que el ministro advirtió: “El sistema judicial en la Argentina es uno de los que ocupa el mayor presupuesto a nivel mundial: estamos enviando un punto del Producto Bruto. Es decir, no tenemos un problema de recursos”.

Así, el ministro destacó el sueldo de los magistrados y del personal que lo apoya, al señalar que las remuneraciones son “de las más altas del país, de la región y probablemente del mundo”. “Entonces tenemos un recurso humano valiosísimo. Tenemos jueces formados, con experiencia, entonces nos falta generar esos cambios en los procesos de trabajo que muchas veces ni siquiera requieren de reformas normativas más allá de trabajar todos juntos”, advirtió.

Un rato después, Lorenzetti tomó la palabra y, tras destacar la figura de Almagro y su defensa de los derechos humanos, reafirmó que los poderes judiciales de la región trabajan en la independencia y el sistema de división de poderes. “Los poderes judiciales deben transformarse y estamos en esa línea. Hace más de 10 años la Corte comenzó” ese proceso, advirtió, pero afirmó que esas reformas no se pudieron hacer “porque faltan políticas de Estado” y “políticas de gestión” que “no se puede cumplir si no tenemos cooperación de todos los poderes, nacionales y provinciales”.

Señaló que “hace 10 años que planteamos la necesidad de que debe haber jueces y juezas en todos los juzgados y aún hoy hay 30 por ciento de vacantes”.

Lorenzetti sostuvo que también desde hace una década reclaman la incorporación de tecnología, la necesidad de avanzar en un sistema acusatorio y crear una agencia de investigación para el poder judicial. “No es sólo la cooperación entre jueces y fiscales sino de las agencias de investigación porque en la mayoría de los delitos complejos necesitamos esa cooperación y hemos hablado muchas veces con el Ministerio de Justicia”, resaltó.

Por eso, Lorenzetti añadió: “Es un gran momento para iniciar cambios en política de Estado. El Poder Judicial, la Corte Suprema, hace mucho que lo viene planteando. Sabemos que hay muchos proyectos desde el Congreso. Hoy tenemos la posibilidad de trabajar en conjunto. No es un tema de un poder o de otro. Es un tema de todos”.

Compartir Nota