Denuncian que funcionario de Bullrich es abogado de imputados en casos Maldonado y Nahuel

Fernando Soto, director nacional de “ordenamiento y adecuación” de las Fuerzas de Seguridad es el funcionario que a la vez defiende al asesor de la Corte Gonzalo Cané y al prefecto Francisco Pintos.

La semana pasada fue muy activa para el doctor Fernando Soto. Es que a sus tareas habituales en el Ministerio de Seguridad le debió agregar un importante viaje a Bariloche y más de una reunión con carácter reservado. Además de su jefa política, Patricia Bullrich, por estos días al teléfono de Soto lo bombardearon a llamadas y mensajes sus “clientes” Francisco Pintos y Gonzalo Cané.

Pintos es el cabo primero de la Prefectura Naval Argentina sospechado de haber asesinado con su pistola 9 milímetros, por la espalda, al joven mapuche Rafael Nahuel el 25 de noviembre del año pasado en Villa Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche.

Acompañado por el doctor Soto, Pintos se presentó el último jueves en el Juzgado Federal de Bariloche para prestar declaración indagatoria ante el juez Gustavo Villanueva. La citación fue decidida por el magistrado luego de obtener resultados de las pericias sobre la bala hallada en el cuerpo de Nahuel.

Esos peritajes realizados por prestigiosos laboratorios de Bariloche y Salta, determinaron que las estrías y demás características detectadas en el proyectil coinciden sin margen de dudas con el arma que el prefecto portaba aquel sábado de fines de noviembre.

Gonzalo Cané es desde hace años secretario letrado de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Pero entre diciembre de 2015 y abril de este año se desempeñó como secretario de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Desde allí se convirtió en uno de los sables más filosos de Patricia Bullrich (quien además es su amiga) en la pelea por conseguir la impunidad para la Gendarmería y en la campaña de persecusión a la familia de Santiago Maldonado y a testigos de la causa por su desaparición y muerte.

Hace algunos días Cané, también acompañado por el doctor Soto, presentó en los Tribunales de Comodoro Py un particular pedido al juez federal Daniel Rafecas. En el marco de una causa abierta por espionaje ilegal a los Maldonado, cuyos denunciantes son Myriam Bregman y Matías Aufieri, el exfuncionario de Bullrich solicitó tener acceso al expediente en el que se lo investiga.

Fuente: La izquierda diario