Descubren secta que esclavizaba y abusaba de mujeres en Mar del Plata

Una secta religiosa comandada por un líder espiritual que captaba a seguidores y los mantenía recluidos en un hotel céntrico fue descubierta luego de varios meses de investigación y durante operativos de la Policía Federal se logró el rescate de 10 personas

Una secta religiosa comandada por un líder espiritual que esclavizaba y abusaba de mujeres en un hotel céntrico de la ciudad de Mar del Plata, fue descubierta luego de varios meses de investigación. Mediante un operativo a cargo de la Policía Federal se logró el rescate de 10 personas.

En el lugar, a su vez, se secuestró una importante cantidad de armas. Modus operandi. La forma que adoptaba esta secta religiosa era la de una cooperativa que regenteaba el City Hotel, ubicado en Diagonal Alberdi al 2500. Allí, recluían a los seguidores y los obligaban a realizar trabajos forzados en el marco de la actividad comercial, según consignó el medio local La Capital.

El martes por la tarde personal policial llegó al lugar y lo allanó, en el marco de un operativo. Allí lograron individualizar a 10 personas como posibles víctimas, aunque se cree que el alcance de la secta triplica ese número.

En el sitio fueron halladas numerosas armas de fuego, algunas de las cuales estaban a nombre de los responsables de la organización religiosa. El fiscal federal Nicolás Czizick le solicitó al juez federal Santiago Inchausti detener a tres hombres y a una mujer a los que ahora se le imputan distintos “delitos vinculados a la trata de personas, a la reducción a la servidumbre y se las investiga también por presuntos abusos sexuales”, agregó el mencionado sitio.

El procedimiento permitió localizar a otras 6 personas que también aseguraron haber sido víctimas de la secta. De este modo, se reveló la existencia del lugar que captaba a personas, con la característica de desplegar un alto grado de sumisión, además de interponer amenazas para despojarlas de sus bienes y obligar a las víctimas, a permanecer dentro de una comunidad cerrada. Investigación.

La causa se inició a fines del 2017 en la Justicia Provincial, cuando hubo una denunció ante la Procuraduría de trata y explotación de personas (Protex) por la privación ilegal de libertad que sufrió, aunque no pudo aportar demasiados elementos de contexto. Ahora, tras varios meses de trabajo, se pudo avanzar en el caso.

Fuente: Perfil

Compartir Nota