Detienen a ex jefe de la Policía Federal en la causa contra Potocar

El ex comisario Guillermo Calviño, anterior jefe de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana de la Policía Federal, responsable de las 54 comisarías porteñas y cabeza del sector de la PFA que fue traspasada a la Ciudad en el año de transición, fue detenido por estar involucrado en una causa de corrupción, la misma que mantiene preso al ex jefe de la Policía porteña y su anterior subalterno, el comisario Pedro Potocar.

La imputación es la misma para ambos: ser las cabezas de una asociación ilícita que cobraba coimas y extorsiones a comercios de Núñez y Saavedra a cambio de protección, una estructura completada por la comisario inspector Susana Aveni, jefa zonal para ambos barrios y el jefe de la Comisaría N°35, Norberto Villareal, hoy prófugo, junto a otros siete efectivos.

La orden de captura fue librada por el juez Ricardo Farías luego de un pedido del fiscal José María Campagnoli, según confirmaron fuentes judiciales . No hubo necesidad de iniciar una búsqueda frenética ya que Calviño fue a los tribunales pasado el mediodía de hoy y se entregó por decisión propia tal como lo hizo Potocar. En paralelo, el fiscal Campagnoli envió una orden de presentación al Ministerio de Seguridad porteño para requerir el legajo del ex comisario.

Calviño, que atravesó problemas de salud este año, será indagado el lunes por el juez Farías y permanecerá detenido durante este fin de semana en el edificio Centinela de la Gendarmería, en la misma celda donde estaba detenido hasta hace pocas semanas Ibar Pérez Corradi, el presunto autor ideológico del Triple Crimen.

Según fuentes oficiales, la Justicia allanó hoy dos domicilios de Calviño, uno en Capital y otro en Esteban Echeverria, y secuestró varios elementos para la investigación.

El expediente está bajo secreto de sumario. No es el primer roce de Calviño con la ley, por otra parte: ya había sido imputado y llamado a indagatoria por el juez Sebastián Casanello en 2016, en el marco de otra causa por corrupción policial investigada por el fiscal Federico Delgado, un expediente que comenzó con un pedido de coima de dos efectivos.

Lo cierto es que Calviño, como jefe de Potocar antes de que este último ascendiera a la cabeza de la fuerza porteña, estuvo mencionado desde el comienzo de la causa. Su nombre es el primero en el informe anónimo enviado por un ex oficial de inteligencia de Gendarmería que disparó el expediente. Sin embargo, los problemas para el ex jefe comienzan recién ahora.