EEUU recibió un pedido oficial para informar sobre las offshore vinculadas a Caputo

La OA se encuentra elaborando “un informe técnico” sobre la información que se debe consignar en las declaraciones juradas que deben presentar los funcionarios. Es por pedido del fiscal Carlos Rívolo, que lleva adelante la investigación en la causa iniciada por una denuncia del diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade.

“Tengo todo bien declarado en la AFIP, en todos lados. Con respecto a ese reporte de la SEC, es un reporte de una tenencia accionaria nominal. Sí, yo era un tenedor fiduciario de eso. ¿Qué quiere decir un tenedor fiduciario? Alguien que tiene algo en confianza de otra persona. “Fiduciario” viene de “fiducia”, de “confianza”. Ahora, no tengo que tenerlo declarado eso, porque eso no me convierte en propietario”.

Así se defendía el ministro de Finanzas, Luis Caputo, esta semana en el Congreso cuando le preguntaron por qué no declaró ante la Oficina Anticorrupción (OA) haber sido accionista de sociedades offshore creadas para administrar fondos de inversión en paraísos fiscales, hasta por lo menos cuatro meses antes de ingresar en la función pública. La omisión de este tipo de datos es un delito, que está investigando la Justicia.

La OA se encuentra elaborando “un informe técnico” sobre la información que se debe consignar en las declaraciones juradas que deben
presentar los funcionarios. Es por pedido del fiscal Carlos Rívolo, que lleva adelante la investigación en la causa iniciada por una denuncia del diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade.

El fiscal quiere saber cómo se debe completar el formulario, qué se debe declarar obligatoriamente, y durante qué períodos fiscales previos al ingreso a la
función pública. El organismo –conducido por Laura Alonso, ex diputada del PRO- ya le había remitido a Rívolo las declaraciones juradas del ministro, junto a sus anexos reservados.

Este nuevo informe técnico que le enviará en breve es similar al que la OA elaboró en 2016 en la causa contra el presidente Mauricio Macri abierta por los Panamá Papers.

Cobra más relevancia luego de las afirmaciones de Caputo frente a los legisladores hace dos días: “Yo no puedo declarar algo que no es mío y que ya está declarado, de hecho. Entonces todo está bien presentado en la OA, en la AFIP. Esa tenencia no es mía, es simplemente una tenencia fiduciaria; está declarada y no correspondía que yo la declarara”, sostuvo con cierto fastidio.

Ya a fines de febrero, Rívolo le había pedido al juez Julián Ercolini que levantara el secreto fiscal de Caputo, una medida a la que el juez accedió. Por lo que pudo averiguar este medio, sus declaraciones fiscales –si bien tiene un mayor nivel de detalle- coinciden con las de la OA.

Rívolo investiga el posible delito de omisión maliciosa, previsto en el artículo 268 (3) del Código Penal, que prevé una pena de hasta dos años máximo de prisión para el que “maliciosamente, falseare u omitiere insertar los datos que las declaraciones juradas deban contener de conformidad con las leyes y reglamentos aplicables”. En los pasillos de Comodoro Py advierten, sin embargo, que “hay que probar que actuó maliciosamente”.

Pedido de la OA a la SEC
La condición de accionista de sociedades off shore –que Caputo insiste en negar- fue revelada por el equipo argentino de Paradise Papers, que integran la autora de esta nota, los diarios La Nación y Perfil, y el canal América, a partir de los documentos que Noctua, la gerenciadora de esos fondos de inversión en paraísos fiscales, presentó ante la Securities and Exchange Commission (SEC), la comisión de valores de los Estados Unidos. Caputo fue el fundador en 2009 junto a su socio y amigo Martín Guyot, de Noctua, con sede en Miami. Actuó como su administrador y jefe de inversiones hasta 2015.

Según los documentos de la SEC, el ministro fue su “dueño indirecto” hasta al menos julio de ese año, a través de otras dos off shore creadas en Caimán:
Princess International Group (en la que tenía el 75% de las acciones), que era dueña a su vez de entre el 50% y el 74% de Affinis Partners II, controlante directa de Noctua.

El que probablemente sea hoy el ministro más importante del gabinete por su rol de recaudador de fondos en el exterior, omitió consignar esta información en las declaraciones juradas que presentó ante la OA al asumir como secretario de Finanzas en diciembre de 2015. Por la normativa vigente en ese momento, debía comunicar su patrimonio y tenencia de acciones durante el año anterior a su designación, 2014. Tampoco lo hizo en la declaración correspondiente al 2015, que presentó a mediados del 2016.

Por este motivo, la OA envió un pedido a los Estados Unidos para obtener por vía oficial toda la documentación de la SEC sobre Noctua. El requerimiento fue tramitado a través de la Cancillería. “Se envió el 21 de marzo a la Embajada en Washington para que lo presente ante la SEC”.

Los formularios de la SEC, como el completado por Noctua entre 2009 y 2015, exigen declarar el “status” del dueño y ofrecen distintas categorías como opción: socio (partner), fiduciario (trustee), administrador electo (elected manager), accionista (shareholder o member ) y jefe de inversiones (chief investment officer). En el caso de los accionistas, hay que informar la clase de valores que tiene el dueño, si hay más de una emitida. En otros formularios analizados por el equipo argentino, las compañías identificaban ante la SEC el carácter de fiduciario de sus dueños.

En los documentos de la SEC a los que accedió el equipo argentino por un pedido de acceso a la información a ese organismo, Caputo figura como accionista
(shareholder) de Princess International, la off shore que es dueña mayoritaria de Affinis, la controlante de Noctua.

La SEC obliga además a las compañías que gerencian fondos de inversión desde los Estados Unidos, a que presenten ante el organismo, el “brochure” en el que detallan a sus clientes los servicios que ofrecen y quiénes son los responsables. En este folleto institucional de Noctua, Caputo aparece como “fundador” y “dueño indirecto”.

Un experto en declaraciones juradas consultado por Infobae sostiene que “tendría que haber informado esa tenencia accionaria por más que fuera un fiduciario, al ingresar a la función”. También, “si cobró dividendos o un fee por ese rol”. Y cita como ejemplo el caso del vicejefe de Gabinete Mario Quintana, que “declaró una veintena de tenencia de títulos y acciones en fondos en el exterior, casi todos en los Estados Unidos”.

Opina que el hecho de que Caputo haya sido fiduciario “por una cuestión de confianza” -como dijo- “no lo exime de declararlo y/o identificar a quién le hizo el favor”. Y advierte que “todas las normas antilavado del mundo apuntan a que se conozca el beneficiario final o el verdadero dueño de empresas y cuentas en
jurusdicciones off shore”.

Este especialista agrega que, asimismo, debería haber informado en el apartado de los antecedentes laborales de la declaración jurada, “si fue manager o director de Noctua en los tres años previos a ser designado como funcionario, así como los honorarios que cobró en ese carácter, porque debe justificar sus ingresos”.

Pedido de aclaraciones
En febrero, la OA ya había informado que tras realizar “un control patrimonial” sobre las declaraciones juradas públicas de Caputo, le requirió “aclaraciones” a fin de “reflejar en forma completa la información patrimonial”. La información enviada por el ministro fue enviada por la OA a la fiscalía de Rívolo.

El miércoles pasado, ante la pregunta del diputado José Luis Gioja (FPV) para conocer qué había rectificado de su declaración jurada, Caputo dijo que su contador “no omitió alguna empresa en particular, omitió que soy profesor en la UCA”. E insistió en que “lo importante es que todos los ingresos están puestos; todos los ingresos de Noctua, de Axis y de LC (por Luis Caputo Advisors, otra firma del ministro en Argentina). O sea, no hubo ningún ocultamiento”. Gioja no pareció demasiado convencido, porque antes de que le cortaran el audio del micrófono, se le escuchó decir: “No es lo mismo ser profesor de la UCA que no declarar los cargos…”.

Caputo, hasta ahora, dijo sentirse confiado en que la investigación en los tribunales federales le dará la razón. “Ya me presenté en la Justicia el 17 de noviembre. Me presenté dos veces más en la Justicia yo, para que acelere la investigación. Porque la Justicia puede probar esto en poquísimo tiempo, y estoy seguro de que lo va a hacer inmediatamente”, aseguró hace dos días.

Con sigilo, la causa avanza.

Fuente: María Fitz Patrick para Infobae

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias