Efedrina: Servini de Cubría se excusó de seguir al frente y la causa está sin juez

La causa por presunto tráfico de efedrina que tiene como principal imputado al empresario Ibar Pérez Corradi quedó en manos de la Sala I de la Cámara Federal que deberá determinar qué juez sigue a cargo y envía a juicio oral y público el caso

La jueza federal María Servini de Cubría se excusó de seguir a cargo de la investigación por presunto tráfico de efedrina que tiene como principal imputado al empresario Ibar Pérez Corradi y por ahora la causa está sin magistrado a cargo.

Servini de Cubria se excusó de seguir interviniendo en la causa donde sólo resta que pase a instancia de juicio oral y público, con acusados a Pérez Corradi, al expresidente de la Sedronar Ramón Granero, su segundo Gabriel Yusef Abboud, exdirector de Planificación y Control del Tráfico Ilícito de Drogas y Precursores Químicos y exsubsecretario técnico de Planeamiento y Control.

También resta que vayan a juicio Julio De Orue, quien era el exdirector del Registro Nacional de Precursores Químicos del mismo organismo; y los hermanos Máximo Rito y Miguel Ángel Zacarías: el primero trabajaba en el área de ceremonia del PAMI y el segundo era el secretario privado y hombre de confianza de José Granero.

Según pudo saber LTP, la jueza se excusó de seguir interviniendo al considerarse que sufría hostigamiento por parte de uno de los acusados y por cuestiones de “decoro” envió el expediente a la Cámara Federal. En tanto, la Cámara sorteó el expediente y recayó en poder del juez Sergio Torres, pero éste no aceptó la excusación de su colega.

Mientras tanto, sí la juez Servini de Cubría sigue a cargo de la investigación por el triple crimen de General Rodríguez en la cual Pérez Corradi tiene falta de mérito. Según estableció la investigación, de 47.625 kilos de efedrina que la Sedronar autorizó ingresar al país entre 2004 y 2008, unos 40.972 kilos fueron desviados al narcotráfico y no a la producción de medicamentos legales.

En 1999 se importó un total de 1.190 kilos de efedrina, lo que en 2008 se incrementó a 15 mil kilos, y que luego disminuyó al año siguiente, pues fue cuando se produjo el triple crimen de General Rodríguez en el que asesinaron a Sebastián Forza, Leopoldo Binna