El hermano de Lijo podría declarar en la causa contra Freiler

El hombre, de perfil bajo y negocios con el camarista, podría ser citado por el Consejo de la Magistratura.

Alfredo Lijo, el hermano mayor del juez federal Ariel Lijo, es un hombre de perfil bajísimo del que la mayoría prefiere hablar en off the record y del que casi no hay fotos públicas. Sin embargo, en tribunales muchos los conocen y lo mencionan por su apodo: Freddy. Aunque en los próximos días su perfil podría dejar de ser tan bajo y sus palabras, volverse públicas. El próximo 14, en la Comisión de Acusación de Disciplina del Consejo de la Magistratura, podría decidirse que “Freddy” sea citado como testigo en el marco de los expedientes que se siguen contra el suspendido camarista Eduardo Freiler, al margen del jury que el próximo 17 tendrá su veredicto. “El pedido de citación se basó en lo que manifestaron la ex esposa de Alfredo Lijo, Carla María Lago, y Marcelo Rubén Sutton (presuntos socios de Freiler en la financiera Minning Pride) en sus testimonios”, explicaron fuentes del Consejo a PERFIL. Lago, entre otras cosas, habló de los negocios que su ex marido tenía con Freiler y de los mails que recibía, y de que él la hacía firmar papeles sin mirar.
La declaración de Freddy se daría en el marco de la investigación que se hace por tres expedientes contra Freiler que fueron acumulados. Según explicaron desde el organismo, la investigación está avanzada y a partir del 17, se abren dos posibilidades. Si ese día Freiler es destituido, devendría abstracto el tratamiento ya que el Consejo sólo tiene por misión sancionar o promover la remoción de jueces. Pero si Freiler es absuelto, podrían convertirse en nuevo material para llevarlo a jury nuevamente.

“Alfredo ‘Freddy’ Lijo era lobbysta de De Vido”, disparó Elisa Carrió en mayo de este año. “Freddy fue síndico de Aguas Bonaerenses SA y se pasea por el Renar sin que nadie le diga nada”, agregó la legisladora. Carrió es una de las pocas personas que habla de Freddy ante los micrófonos. Cerca del mundo judicial afirman que parte del vínculo entre Freddy, reconocido como “operador del kirchnerismo”, y De Vido nació por medio de la pasión que ambos tienen por las aves y de ahí traspasó al ámbito de la política y la Justicia.

A Freddy también se lo relaciona con José María Olazagasti, con mucho poder en los primeros años del kirchnerismo y con paso por la ex Secretaría de Inteligencia. También se habla de sus lazos con el sciolismo, del que formó parte desde 2008 en la administración de Aguas.

En el Consejo, Lago habló de los negocios de su ex marido con Freiler, de quien era socio de un balneario en Necochea, y de un haras en Dolores, que Freddy tendría con Ariel, explicó la mujer en poco más de 15 minutos. Sobre su participación en la financiera Minning Pride aseguró que se había enterado hace poco más de un año, cuando empezó a tramitar su divorcio de Freddy. Aseguró que su ex le hacía firmar papeles que no podía leer en su casa. “Entonces, recién ahí me entero de que era socia de una financiera. Imagínese que yo no tengo idea del tema, soy maestra jardinera”, aseguró.

Fuente: Cecilia Devanna para Perfil