El PRO de Córdoba pidió el apartiento en las elecciones del fiscal que pidió que “caiga Macri”

El apoderado del PRO Córdoba, Oscar Agost Carreño, y el presidente del partido en esa provincia, Javier Pretto, solicitaron que el fiscal federal Enrique Senestrari, quien había pedido que “caigan” Mauricio Macri y su par brasileño Michel Temer, no participe en los comicios de octubre como fiscal electoral.

En un escrito presentado ante el juez federal electoral cordobés Ricardo Bustos Fierro, Agost Carreño y Pretto aseguraron que el comportamiento de Senestrari “derramará necesariamente hacia la falta de imparcialidad del Ministerio Público en un tema tan sensible y transcendental para la institucionalidad nacional como son los procesos electorales nacionales en Córdoba”.

“Por la contundencia de las expresiones repetidas del señor Senestrari solicito arbitre los medios que sean necesarios para que ese fiscal federal no tome más participación en expedientes en los que mi representada o las alianzas que pueda conformar actúen”, asegura la presentación realizada.

Los representantes del PRO cordobés además le pidieron al juez que “se lo aparte también de todas las causas en las que el Frente para la Victoria o sus partidos partes tengan participación por contar igualmente con herramientas concretas para poder favorecer a ese sector político”.

Como argumento para intentar convencer al magistrado de que aparte a Senestrari como fiscal electoral, los titulares del PRO de Córdoba reprodujeron las declaraciones del fiscal, quien había dicho que “prefiero que no hayan gobiernos como el de Macri, no quisiera que gane elecciones … porque es un gobierno que le está haciendo mucho mal a la sociedad argentina”, al tiempo que pidió la “caída” de la administración de Cambiemos y del gobierno de Temer en Brasil.

Además, agregaron publicaciones que realizó el fiscal en sus redes sociales en donde carga contra el Gobierno y los medios. También defiende a Alejandra Gils Carbó y advierte que “detrás de esto vendrán las persecuciones a los ‘esbirros’ de la Procuradora”.

En esa línea, en el escrito citan las críticas que realizó Senestrari al ministro de Justicia, Germán Garavano”, a quien le pidió que “se lave la boca” antes de hablar de Eugenio Zaffaroni y el garantismo, en referencia a una entrevista que había brindado el funcionario a Infobae.