Gas licuado: piden investigar a perito por falso testimonio

Una fiscal requirió este lunes que se investigue por supuesto falso testimonio al principal perito que intervino en la causa del Gas Licuado (GNL) por la que está detenido el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

La fiscal federal Paloma Ochoa impulsó la denuncia que había presentado el ex presidente de Enarsa Walter Fagyas contra el perito en petróleo David Cohen, y que recayó en el juzgado de Daniel Rafecas.

Fagyas había acusado a Cohen de haber aportado información falsa e incluso plagiada de trabajos universitarios al expediente en el que se investiga el pago de sobreprecios en la importación de GNL.

En la causa radicada ante el juzgado federal de Claudio Bonadio, una de las cuales llevó a De Vido a prisión preventiva, se investiga si Argentina pagó 7.000 millones de dólares de sobreprecios.

El denunciante había acusado al perito de utilizar parámetros que no eran los correctos para calcular cuánto debió haber pagado Argentina en el período investigado.

El método que aplicó Cohen refería que “Argentina debió haber pagado sólo los costos del proceso, pero dejando afuera una variable fundamental: la prima o premio”, había sostenido el ex titular de Enarsa.

Fagyas había asegurado, además, que el perito convocado por Bonadio había realizado mal el cálculo, “adrede, porque su informe hizo referencia a esa variable”.

En la misma denuncia, el ex titular de Energía Argentina S.A. (Enarsa) afirmó que Cohen usó el parámetro llamado Henry Hub, que es un precio interno de Estados Unidos, y que no puede ser aplicado a importaciones para las que se requieren buques acondicionados para el transporte de GNL.

“Para construir esa cadena de valor usó a su vez un cuadro al que habían recurrido dos estudiantes chilenos para la elaboración de su tesis, pero diciendo en su testimonio que la fuente había sido la Comisión Europea de Energía”, denunció Fagyas.

Tras el requerimiento fiscal y el pedido de realizar una serie de medidas de prueba por parte de Ochoa, el juez Rafecas será el encargado de decidir si comienza o no la investigación.

El 19 de octubre, De Vido y su ex mano derecha, Roberto Baratta, quien también fue arrestado, fueron procesados “con prisión preventiva” por supuestas irregularidades en la compra de gas licuado.

En el procesamiento, Bonadio sostuvo que el ex ministro y el ex subsecretario de Coordinación del Ministerio defraudaron a la administración pública y los embargó por 1.000 millones de pesos.

El magistrado dispuso además otros 23 procesamientos, sin prisión preventiva, para casos como el del ex secretario de Energía Daniel Cameron, el ex ministro Roberto Dromi y los ex presidentes de la empresa estatal Enarsa Exequiel Espinosa y Faygas.

El juez sostuvo que todos los imputados quedaron procesados por “haber participado en la maniobra defraudatoria llevada a cabo en el marco de la importación de gas natural licuado (GNL) realizada entre el 2008 y el 2015, que habría causado un perjuicio a las arcas del Estado de 6.995.926.798 de dolares.

Bonadio sostuvo que la maniobra, de la cual también habrían participado directivos de YPF, implicó el pago de sobreprecios por la importación de GNL en casi 500 buques que arribaron a los puertos de Bahía Blanca (232 barcos) y de Escobar (265).

Para el juez el delito quedó demostrado en un peritaje que realizó el ingeniero Cohen, “de cuyo resultado se advierte que el precio por el que se abonó el GNL durante el periodo en cuestión fue a valores superiores a los de mercado”.