Iron Mountain: las polémicas cajas que se perdieron con el incendio

A casi tres años y medio, la causa que investiga la intencionalidad en el incendio a la firma de almacenamiento de archivos Iron Mountain, que se cobró 12 vidas, avanza a paso lento y sobre aquellos funcionarios de menor rango, mientras los familiares luchan y piden por investigar los vínculos políticos y empresariales, que apuntan no solo a las grandes corporaciones financieras, sino también a actuales funcionarios, incluido Mauricio Macri.

Es que en el incendio donde murieron 10 bomberos y rescatistas y otros 2 se suicidaron posteriormente, también se perdió documentación vinculada a SIDECO, la firma del Presidente y su familia: según consta en la causa a partir de un informe emitido por la Comisión de Valores a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) en el año 2014, la empresa de los Macri anunció la pérdida de cajas que resultarían fundamentales años más tarde, vinculada a los Panamá Papers, a cuentas en Brasil y a coimas pagadas en Perú.

Entre las cajas que se perdieron de Sideco informadas a la PROCELAC se encontraban algunas con etiquetas más que sugestivas: “Coimas Egesur Perú”, “Cuentas IECSA Brasil” y “Omexil Panamá”, entre otras. Pero eso no es todo: tal como publicó el periodista de investigación Ari Lijalad respecto al caso, en el incendio también se perdió documentación ligada al Banco Interfinanzas, investigado desde hace años por la propia PROCELAC y comprado por la familia Macri apenas meses atrás, en una operación que contó con el aval del Banco Central.
¿A qué remitía la documentación de Sideco incendiada en Iron Mountain y por qué hoy cobra otro significado?

Apenas años después del incendio, que según pericias de la Policía y de la Superintendencia de Bomberos fue intencional, los documentos que se perdieron de la familia del presidente Macri apuntan directamente a vínculos relacionados a delitos financieros.

1-“Coima General Egesur, Perú”: Lo vínculos de la familia Macri con el Perú no resultan extraños: además de haber sido el representante empresarial argentino en el país vecino, el Grupo Socma, del que forma parte Sideco, se asoció en 2007 con la firma estatal Petroperú, con el fin de desarrollar una planta de Gas Natural Comprimido (GNC). Egesur, por su parte, es la firma estatal generadora de electricidad de Perú, y fue privatizada por el entonces presidente Alejandro Toledo, también bajo sospechas de sobornos de la empresa Tractebel.

Sin embargo, esa no es la única particularidad de la polémica caja rotulada bajo el nombre “coima”. Es que en 2014, fue la propia firma Sideco la que le informó a la CNV que la caja se había incendiado en Iron Mountain, sin embargo, según reveló el periodista Gabriel Morini en Tiempo Argentino, la propia firma encargada de guardar archivos informó que esa caja se encontraba a salvo en otro depósito, por lo que se pidió investigar el contenido de la misma y el motivo por el que los Macri intentaron hacerla pasar como pérdida. La causa recayó a manos del fiscal Guillermo Marijuan, y al momento no cuenta con avance de ningún tipo.

2-“VARIOS PARATY-PANAMA-OMEXIL-UR”: El país de referencia Panamá cobró otro sentido con el correr de los años, particularmente después que el escándalo de cuentas offshore con sede en ese país saliera a la luz y salpicara de lleno al Presidente su familia, que se estima cuentan con unas 50 empresas radicadas allí. Una de ellas, se presume, es Omexil, cuya documentación se incendió en la tragedia de Iron Mountain.

Según los documentos oficiales de Panamá, Omexil S.A. fue anotada el 23 de marzo de 1981 por el estudio de abogados Icaza, González-Ruiz & Aleman. Según denunció ante el fiscal Federico Delgado el investigador Alejandro Olmos (h), el vínculo entre las firmas comienza por el buffet de letrados: “Es el mismo que constituyera otras offshore del Grupo Macri, como Cadocsa, Kagemusha y Fiat Automóviles Interamericana, lo que muestra una absoluta identidad en cuanto a las formas operativas de recurrir al estudio que junto con el Mossak-Fonseca, constituyen las firmas que se ocupan de la constitución de este tipo de sociedades”, alertó.

La sospecha de Olmos, que presentó una denuncia penal a fines de 2016, es que la firma Omexil “habría sido utilizada por la familia del presidente para realizar operaciones ilegales de autocréditos durante la vigencia de los seguros de cambio a principios de los ochentas”. Sin embargo, la caja con documentación que podría dar luz al tema, se perdió tras el incendio.

3-“BRASIL CUENTAS IECSA”: Tal como muestran los documentos oficiales, las offshore de la familia Macri también apuntan a Brasil, a través del negocio de Pago Fácil, la empresa de la familia Macri que operó en el país vecino bajo las estructuras de Fleg Trading y Kagemusha.

Además, la firma IECSA, que perteneció hasta hace meses a la familia Macri a través de Angelo Calcaterra, también se encuentra involucrada a Odebrecht, la empresa brasilera que hoy está envuelta en un escándalo de corrupción: según mails del año 2010 obtenidos por la Policía brasilera de la cuenta del empresario Mauricio Couri Ribero, ejecutivo de Odebrecht en Argentina, existieron contactos con Sánchez Caballero, representante de Iecsa, donde se discutían acerca de las coimas a pagar por el soterramiento del tren Sarmiento.

Los periodistas Fabio Serapião, Beatriz Bulla e Fausto Macedo publicaron que “en otro mensaje, titulado “Reunión Sarmiento”, Couri Ribeiro relata tres valores de DGI (coimas) por un total de US$ 20 millones. En el mismo e-mail cita a Lourenço Ghella, de la empresa italiana Ghella, miembro del consorcio de la obra del Sarmiento junto con Odebrecht, Iecsa y Comsa.

 

Compartir Nota