Junta médica dictaminó que la salud de “Caballo” Suárez no corre riesgo en prisión

Las pericias fueron ordenadas por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral para determinar el real estado de salud del sindicalista. Suárez afirmó hace unos días desde la cárcel que está “condenado por el juez y me van a matar”

En agosto de este año, el ex jefe del Sindicato de los Obreros Marítimos (SOMU), Omar “Caballo” Suárez, declaró por videoconferencia ante los miembros de la Sala I de la Cámara Federal. Fue durante la audiencia apelación contra el fallo del juez federal Rodolfo Canicoba Corral que había rechazado el pedido de prisión domiciliaria hecho por el sindicalista, quien había argumentado que su salud era endeble. En esa oportunidad, entre lágrimas, el gremialista clamó: “No quiero morir en prisión”.

Luego de eso, a principios del mes de noviembre, en una reciente entrevista al programa “Animales Sueltos” que se emite por el canal América, Suárez afirmó desde el penal de Marcos Paz, donde se encuentra detenido acusado de entorpecimiento de vías navegables y asociación ilícita, que teme por su vida. “Yo estoy condenado por el juez y me van a matar”, cargó contra Canicoba Corral.

Es así que el juez le encomendó al Cuerpo Médico Forense que realice un exhaustivo examen pericial para determinar el estado de salud del sindicalista marítimo. De la Junta Médica participó un perito médico propuesto por la defensa.
Los médicos concluyeron que el “Caballo” Suárez “no reúne criterios que permitan catalogarlo como ‘paciente terminal’, ni portador de ‘enfermedad incurable'”. Y agregaron que “tampoco corresponde que sea alojado en un establecimiento hospitalario”. La pericia indica además que “la privación de la libertad en el establecimiento carcelario no le impediría tratar adecuadamente sus dolencias” al gremialista preferido de la ex presidente Cristina Kirchner, según ella misma lo aseguró en Angola durante el recordado “road show” africano organizado por Guillermo Moreno en 2012.
La Junta Médica dio una serie de recomendaciones a fin de que la salud de Suárez sea debidamente atendida en la unidad carcelaria, entre ellas, que cumpla estrictamente las indicaciones de los profesionales que lo tratan. Asimismo, las autoridades del penal deberán supervisar y facilitarle al ex jefe del SOMU una dieta acorde a su condición clínica: hiposódica para paciente hipertenso con enfermedad diverticular.

Por lo tanto, conforme a las conclusiones de la Junta Médica y pese a las advertencias del supuesto peligro de permanecer detenido hechas por el sindicalista, el “Caballo” Suárez puede seguir preso sin que su salud corra riesgo.