La Cámara Federal ratificó las acusaciones contra Milani por enriquecimiento ilícito

La Cámara Federal porteña confirmó el envío a juicio oral por enriquecimiento ilícito del detenido ex jefe del Ejército César Milani, al rechazar dictar su sobreseimiento y ratificar la validez de las acusaciones hechas por la Fiscalía y la querella de la Oficina Anticorrupción (OA), según el fallo de la Sala II del Tribunal de Apelaciones.

Los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun ratificaron una decisión del juez del caso, Daniel Rafecas, y avalaron los requerimientos de elevación a juicio contra Milani y otro acusado, su supuesto testaferro Eduardo Barreiro, presentados por el fiscal federal Jorge Di Lello y la OA.

Milani está detenido en otras causas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar, y Rafecas lo envió a juicio por considerar probado que se enriqueció ilícitamente durante su paso por la función pública.

“A lo largo de la presente investigación, no se ha visto afectado el principio de congruencia ni violado garantía constitucional alguna, al no haberse variado las circunstancias fácticas de los hechos a dilucidar y que les fueran oportunamente informados a los encartados en ocasión de sus respectivas indagatorias”, concluyó la Cámara Federal al confirmar la validez de los requerimientos que serán leídos cuando empiece el juicio oral y público contra Milani.

Para los camaristas, “la descripción del hecho imputado a uno y otro encausado se ha visto correctamente reflejada en los requerimientos de elevación a juicio formulados tanto por el Ministerio Público Fiscal como por la querellante Oficina Anticorrupción”.

Las defensas de Milani y Barreiro habían argumentado que las acusaciones contra Milani como autor de enriquecimiento ilícito y a Barreiro como partícipe necesario hechas en el envío a juicio oral no eran las mismas que al momento del dictado del procesamiento en el caso, argumento que la Cámara rechazó.

También, el tribunal de alzada rechazó un pedido de sobreseimiento en la causa hecho por la defensora de Milani, Mariana Barbitta.

Milani fue enviado a juicio oral por considerarse probado que “incrementó ilícita e injustificadamente, de manera apreciable, su patrimonio en al menos 480.000 dólares, en el período que ejerció la función pública en el Ejército Argentino”.

En tanto, a Barreiro se lo acusó de haber simulado un préstamo de 200.000 dólares con el que Milani intentó justificar en parte la compra de una casa en La Horqueta, San Isidro.

En el marco de este expediente, Rafecas envió a Milani a juicio oral el 8 de septiembre pasado por el delito de enriquecimiento ilícito, que prevé de 2 a 6 años de prisión.