Lagomarsino no apeló y su procesamiento quedó firme

El procesamiento del técnico informático Diego Lagomarsino como partícipe necesario de la muerte del fiscal Alberto Nisman quedó firme porque su defensa decidió no apelar y venció el plazo para hacerlo.

Los abogados del técnico informático, Gabriel Palmeiro y Maximiliano Rusconi, decidieron no apelar el fallo en contra de su defendido porque los consideraron “descabellado” y buscan que la causa llegue lo más rápido posible a la instancia de juicio oral, según informaron.

El fiscal Eduardo Taiano avanza con la investigación con el objetivo de determinar quién habría ejecutado al fiscal Nisman, cuya muerte fue provocada por un balazo que le perforó la sien.