Le redujeron a Grassi la pena tras beneficiarlo con el 2×1

El cura Julio César Grassi que fue condenado en el 2013 a 15 años de prisión por ser autor de abuso sexual agravado, se vio beneficiado por la Cámara de Morón, la cual accedió a que le computaran su pena con el 2×1, consagrado en la ley 24.930.

Esa ley, hoy derogada, estuvo vigente entre los años 1994 y 2001. Permitía computar doble los días que pasaron los presos sin sentencia firme a partir del segundo año de detención.

Es la misma ley que saltó este año a las primeras planas de los diarios cuando la Corte Suprema la aplicó en el caso del represor Luis Muiña. El fallo del máximo tribunal –firmado por Elena Highton de Nolasco, por un lado, y Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, los dos jueces nombrados en la Corte por Mauricio Macri, por el otro- derivó en un contundente rechazo social que se puso de manifiesto en masivas movilizaciones.

Tras el 2×1 en abril, el abogado querellante, Juan Pablo Gallego, consideró “absolutamente ilegal” la medida porque se “aplica una ley cuya derogación es anterior al cumplimiento de la pena” y porque, además, se “está aplicando a un reincidente y no corresponde”. Con el nuevo cálculo, el cura pasará un año y nueve meses menos de lo que le correspondería en prisión.

Grassi, entonces, saldrá antes de la cárcel. Con este beneficio lo hará el 10 de agosto de 2026.

Compartir Nota