Lesa Humanidad: la Cámara rechazó las recusaciones contra el juez Vaca Narvaja

Por mayoría la Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones rechazó el planteo presentado por los abogados de los represores en contra del juez Miguel Hugo Vaca Narvaja, titular del Juzgado Federal N°3 de Córdoba

La Cámara Federal de Apelaciones dio a conocer ayer en horas de la tarde el fallo que resolvió el incidente planteado por los abogados de la Unidad de Letrados Móviles Natalia Bazán, Mauricio Zambiazzo y Berenice Olmedo, en representación de sus asistidos.

En respuesta al pedido de formulado por la letrada Natalia Bazán, durante la audiencia oral realizada el 17 de agosto pasado, cuando pidió su apartamiento por “temor de parcialidad”, la Cámara Federal de Apelaciones resolvió con los votos de Eduardo Ávalos y Graciela Montesi “no hacer lugar a las recusaciones planteadas por la defensa en contra del señor Juez Federal N° 3 de Córdoba”. Ignacio Vélez Funes planteó el voto en disidencia. En un escrito de 44 páginas fundamentan la resolución.

El juez Hugo Vaca Narvaja rechazó los argumentos referidos al exilio y pago de indemnización como un hecho “novedoso” y afirmó que las expresiones de los imputados Jorge Exequiel Acosta y Arnoldo José López referidas a una “enemistad manifiesta” carecen de sustento y “no resisten análisis alguno, ni merecen explicación de su parte para desvirtuarlos”. Advirtió en su escrito que cinco planteos similares habían sido revocados por la Cámara. Asimismo, dice, que la Cámara Federal de Casación Penal, Sala IV, no hizo lugar a las quejas presentadas en cada caso.

Rechazo

Eduardo Ávalos analiza en primer término el instituto de la recusación y sus alcances según las normas legales vigentes y los tratados internacionales incorporados a la Constitución nacional. Luego, describe el ordenamiento legal vigente y asegura que los imputados deben contar con la imparcialidad de los jueces descartando cualquier circunstancia que ponga en tela de juicio la ecuanimidad.

Sostiene que la inhibición y la recusación permiten el apartamiento del magistrado interviniente cuando se haya comprobado “con certeza la ausencia de ecuanimidad” o si hubiera “una posibilidad fundada de parcialidad”. No obstante advierte que “el apartamiento del juez natural constituye un acto de gravedad que debe ser analizado con mucho detenimiento y de interpretación restrictiva”.

Tras citar jurisprudencia analiza en profundidad los argumentos que sustentan el pedido de apartamiento del juez por “temor de parcialidad” de los imputados. Repasa los argumentos presentados que básicamente se refieren a la condición de víctima del terrorismo de Estado del juez, el exilio, el otorgamiento de una indemnización, y la resolución dictada por el TOF1 que declara la nulidad de lo actuado en la causa Soria. Además analiza el inciso 1, del Art. 55 del Código de Procedimientos Penales de la Nación como segunda causal de apartamiento.

No hay sospechas de parcialidad

El camarista afirma que los argumentos referidos al temor de parcialidad “hacen a la historia personal del ahora Magistrado, signada por dificultades y peligros que debió atravesar, tanto él como su familia, que resultan ajenos a la materialidad de la presente causa”.

Tampoco advierte que la “unidad indisoluble” Juez-Víctima haya revelado “objetivamente animosidad o parcialidad a través de hechos concretos” que hagan sospechar que su labor instructoria haya sido afectada”. Y agrega que “la parte interesada no ha podido identificar ninguna actuación del juez, en el ámbito de sus funciones, que pudiera ser tildada de parcial”.

En esa línea sostiene que “no encuentro impedimento alguno para que el doctor Vaca Narvaja continúe interviniendo en la presente causa, donde el esclarecimiento de la verdad es lo que prima”.

Destaca que la tarea del juez implica “un conjunto de medidas investigativas conducentes a desentrañar la estructura de un plan sistemático dirigido por las fuerzas armadas y de seguridad, lo cual se encuentra por encima de las personas que se han visto involucradas en tales hechos”.

Hay controles

Esclarece que “los actos procesales y resoluciones dictadas” en el marco de la investigación de la causa “pueden ser revisadas a lo largo de las distintas instancias, lo cual garantiza el debido proceso cuyo objetivo es el descubrimiento de la verdad real”.

En relación a la indemnización dijo que “carece de relevancia” porque ocurrió como consecuencia de un juicio contencioso administrativo. También descartó que la “mentada situación de víctima del terrorismo” interfiera con la investigación.

También rechazó lo resuelto por el TOF 1 referidos a la causa Soria ya que las recusaciones planteadas son anteriores a marzo de 2017. Y los pedidos de apartamiento realizados por los imputados Arnoldo José López y otros Emilio Huber, Luis Gustavo Diedrichs, Carlos Alberto Díaz, Juan Eusebio Vega, Héctor Romero, Jorge Acosta, Emilio Morard, Alberto Lardone, Enrique Maffei, Héctor Chilo, Carlos Alfredo Yanicelli, Jorge González Navarro, Eduardo Grandi, Luciano Benjamin Menéndez, Luis Eduardo Ramón Molina, Miguel Ángel Gómez, Luis Albero Lucero, Calixto Luis Flores, Mirta Graciela Anton, Yamil Jabour, Carlos Villanueva y José Yañez, fueron formulados en diciembre de 2016.

Patrocinante, no querellante

Graciela Montesi también rechazó la recusación y adhirió al voto de Eduardo Ávalos. En primer lugar presentó un marco conceptual para luego desmontar los argumentos de la defensa. Entre otras razones afirma que “no se han invocado ni demostrado actos concretos y objetivos por parte del Magistrado que demuestren que el mismo se haya apartado del debido proceso legal o que obren en desmedro del derecho que toda persona tiene de ser oída por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial en cualquier acusación penal dirigida en su contra”.

Negó que la actividad desplegada por Vaca Narvaja en otras causas sea motivo de apartamiento porque “versan sobre hechos y víctimas distintas”. Y reafirma que actuó “como abogado patrocinante de la parte querellante” y no como querellante particular. Y agrega que la defensa técnica “Pese a su intento, no ha podido tampoco equiparar ambos caracteres”.

También alude a las definiciones tomadas por la Cámara que integra y la Cámara Federal de Casación Penal. Respecto a lo dispuesto por el TOF 1 afirma que “no se encuentran habilitados para disponer el apartamiento del juzgado de grado” y que según la jurisprudencia “habría excedido sus atribuciones al desplazar de la instrucción de la causa al Juez de primera instancia”.

Disidente

El voto en disidencia resume en once puntos una opinión contraria a la de sus pares. En líneas generales acuerda con el planteo de la defensa. Tras narrar la audiencia donde actuó como interrogador afirma que está convencido “Que el Juez Federal Miguel Hugo Vaca Narvaja no puede continuar instruyendo esta causa, por no encontrarse garantizado el derecho que tiene todo individuo a ser juzgado por un tribunal imparcial. Las pruebas aportadas, lejos de disipar el temor de parcialidad sospechado, concurren a ratificarlo”.

La defensa anticipó que en caso de que no prosperara su pedido iba a casar la resolución que por otra parte se había anunciado como irrecurrible. En declaraciones realizadas al periodista Aldo Omar Blanco, de AM 750,Radio Nacional, Natalia Bazán confirmó que seguirá con los tramites que le permita el proceso