Low Cost: el Titular de la Fuerza Aérea cruzó a Aguad por el uso de la base de El Palomar

Amrein, al frente de la Fuerza Aérea, le envió una carta al ministro Aguad criticando el uso de la base militar El Palomar para las nuevas aerolíneas, oficializado ayer

En nuevo cortocircuito se desató entre el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y una de las ramas de las Fuerzas Armadas. Después de echar al jefe naval Marcelo Srur por la desaparición del submarino ARA San Juan, con pase a retiro obligatorio, ahora es el titular de las Fuerza Aérea (FAA), Enrique Amrein, quien confronta ahora con la Casa Rosada. La razón: la reconversión de la base militar El Palomar en un aeropuerto mixto, publicada ayer en el Boletín Oficial, donde operarán las aerolíneas low cost.

Con la firma de Mauricio Macri, el decreto presidencial 1092/2017 sentencia que El Palomar será formalmente incorporado al Sistema Nacional de Aeropuertos (SNA), a través de un pedido de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), lo que dejará a Buenos Aires con tres aeropuertos (Ver contratapa).

Más allá de la oficialización, la reconversión no fue sorpresiva: en septiembre el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, impulsor del modelo de las aerolíneas de bajo presupuesto al punto de chocar con Isela Costantini, le adelantó a Infobae que el nuevo aeropuerto de El Palomar será estatal, y que sería financiado con un fideicomiso del SNA. Fly Bondi, por la cual el fiscal Jorge Di Lello imputó el vicejefe de Gabinete Mario Quintana (si bien niega cualquier relación con la empresa) fue la primera interesada en operar desde allí. Luego se sumó Norwegian Air, pero Dietrich le abre las puertas al resto de las compañías aéreas.

La afectación permanente de dichas instalaciones militares repercutiría seriamente en la disminución de la las capacidades logísticas de la FAA, es el segundo punto, de 5 en total, con los que Amrein rechaza la idea en una carta que le envió a Aguad el 3 de noviembre.

El tercer ítem enumerado por el jefe militar, nombrado por Cambiemos, aclara que los predios considerados ociosos (hangares) en el proyecto presentado, no se encuentran en ese estado debido a que el Hangar número 7 está siendo utilizado para la puesta en servicio de la aeronave C-130 Hércules matrícula TC-68, según lo previsto por el Ministerio de Defensa para su adecuación y empleo para la lucha contra el fuego.

La misiva fue publicada ayer por el sitio La Política Online y confirmada a este diario desde la Fuerza Aérea. Antes de escribirla, Amrein había recibido el pedido del Gobierno para desafectar 8 hangares, el Casino de Oficiales y también un quincho. Vale recordar que el avión presidencial Tango 01 está parado en la pista de El Palomar, a la espera de la subasta que preparan en el Banco Ciudad.

Junto a Srur, el relevo del jefe de los pilotos también estaba en carpeta de la Rosada, cambio que se postergó por la crisis desatada por la desaparición del submarino ARA San Juan. Desde esa óptica, además, hay que enmarcar su público reproche.

La Fuerza Aérea no es la única que se opone al proyecto. El decreto aclara que aún resta realizar un Estudio de Impacto Ambiental, exigido por los vecinos de Hurlingham, Tres de Febrero y Morón (hicieron una marcha la semana pasada); y también por organismos de Derechos Humanos: el lugar está oficializado como Sitio de Memoria del Terrorismo de Estado, cuya reforma podría destruir pruebas judiciales de las causas por lesa humanidad.

Etiquetas en Nota
Compartir Nota