Magistratura investigará el patrimonio de Lijo

El magistrado, el juez más influyente de Comodoro Py, finalmente será investigado por el Consejo de la Magistratura ante su supuesta participación en el Haras “La Generación”, cuyo titular es su hermano, el operador judicial Alfredo Lijo.

La decisión, que fue firmada ayer por el diputado Pablo Tonelli, fue una consecuencia directa de la investigación que el diputado instruyó por el enriquecimiento de Freiler. Carla Lago, ex cuñada de Ariel Lijo, declaró hace un mes en la comisión de Disciplina y Acusación, que el juez tenía una “participación” en el haras de su hermano. Y, agregó, que se repartían algunos gastos en las obras de remodelación de las instalaciones del haras ubicado en Dolores, provincia de Buenos Aires.

El diputado Tonelli, que preside la comisión, consideró que “visto que la declaración de Carla Lago puede derivar en responsabilidades del juez Ariel Lijo, extráiganse fotocopias a fin de que se forme un nuevo expediente y sea remitido a esta comisión”. Dicho expediente -que fue sorteado ayer mismo- determinó que el propio Tonelli quedará a cargo de la investigación, tal como ocurrió con Freiler.
La decisión de Tonelli, además, expone un cambio de postura del oficialismo frente al juez. Desde el Gobierno habían ordenado frenar la declaración testimonial de “Freddy” Lijo, el operador judicial que se hizo millonario mientras su hermano se convertía en el juez más influyente de Comodoro Py. La decisión, que había sido tomada antes de desplazar a Freiler, fue sugerida por Daniel Angelici en una reunión privada, que contó con el aval de Mauricio Macri.

La denuncia que investigará su patrimonio es el segundo expediente que analizará el Consejo sobre desempeño de Lijo como juez federal. El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires había denunciado al magistrado al sostener que “cajoneaba” causas judiciales, es decir, de presentar “demoras excesivas en la tramitación de causas” que tienen a funcionarios públicos como imputados en casos de corrupción.
Lijo instruyó causas sensibles en el Juzgado Federal N°4 durante los últimos meses. Primero, sobreseyó en abril a la vicepresidenta Gabriela Michetti por el dinero robado que tenía en su casa. Después, el magistrado recibió la denuncia penal por el vaciamiento del Correo, una causa sensible para el Gobierno y, sobre todo, para la familia Macri. La investigación no tiene prácticamente avances desde agosto, informaron fuentes judiciales. También recayó en su juzgado la investigación por la venta de bonos de deuda pública a 100 años, una causa que involucra al ministro de Finanzas, Luis Caputo.

Un hermano millonario

Pero la decisión más polémica ocurrió hace menos de un mes. Lijo ordenó la detención del ex vicepresidente Amado Boudou, que permanece detenido con prisión preventiva, al entender que el ex funcionario podía entorpecer la investigación por su enriquecimiento ilícito. Esta decisión sorpresiva fue tomada horas después de haber sido denunciado por el “cajoneo” de expedientes de corrupción.

Por esos días, su hermano “Freddy”, como todos lo conocen en Comodoro Py, ya había quedado expuesto por su llamativo crecimiento patrimonial. El conflictivo divorcio con Carla Lago expuso una cuenta por U$ 1.7 millones en Suiza, la compra y reforma de un piso en Las Cañitas por U$ 720.000, el alquiler de oficinas en Puerto Madero y Recoleta, y una casa en el country Abril. También viajes al exterior y consumos millonarios que estaban muy por debajo de lo que declaró ante la AFIP.

El primer gran salto patrimonial de “Freddy” ocurrió en 2012 mientras mantenía una estrecha relación con jueces como Freiler (que también es su socio) y Rodolfo Canicoba Corral, fiscales como Guillermo Marijuan y Eduardo Taiano, y lobbistas como Guillermo Scarcella. Para esa época, además, Alfredo Lijo se acercaba al entonces ministro Julio De Vido y su hermano Ariel se convertía, de a poco, en el juez más influyente de Comodoro Py.

La investigación sobre el patrimonio de Freiler reveló, justamente, que el camarista era socio de “Freddy” en un balneario y que también los tres, junto al juez Lijo, eran clientes de la financiera Inversora Callao, que le prestó dinero a Freiler para la compra de su casa. Inversora Callao, además, hizo los trámites para la inscripción legal de la Asociación de Jueces Federales (Ajufe), cuyo secretario general es Ariel Lijo.

Pero la gran adquisición de “Freddy” Lijo se concretó en enero de 2013, cuando compró y construyó el Haras La Generación. El Consejo investigará, entonces, si tal como dijo su ex cuñada, el juez es socio de su hermano en el haras y si el impactante crecimiento patrimonial de su hermano está ligado a su actividad como magistrado.