Marcha por la reforma previsional: detienen a otro militante del PO

“Al igual que César Arakaki, también del PO, detenido desde hace diez días en el penal de Marcos Paz, Ponce ha sido imputado por las lesiones al agente policial Brian Escobar. Sin embargo, Claudia Ferrero, abogada de los dos militantes, ha presentado pruebas concluyentes de que las heridas de Escobar, propias de una piedra arrojada a distancia, nunca podrían haber sido infringidas por los detenidos”, expresó esa agrupación política

Llegó a los tribunales federales de Comodoro Py para “entregarse” porque tiene pedido de captura, fue indagado, quedó preso en la comisaría 46 y al caer la calurosa tarde de ayer fue trasladado a la 28. Así fueron las últimas 24 horas para Fernando Dimas Ponce, militante del Partido Obrero (PO) imputado en la causa relacionada con la manifestación del 18 de diciembre contra la reforma previsional. “Al igual que César Arakaki, también del PO, detenido desde hace diez días en el penal de Marcos Paz, Ponce ha sido imputado por las lesiones al agente policial Brian Escobar. Sin embargo, Claudia Ferrero, abogada de los dos militantes, ha presentado pruebas concluyentes de que las heridas de Escobar, propias de una piedra arrojada a distancia, nunca podrían haber sido infringidas por los detenidos”, expresó esa agrupación política. Cuando terminó la audiencia, Ferrero presentó un escrito de seis páginas con el cual refutó cada uno de los argumentos del juez federal Sergio Torres para imputar a Ponce. El magistrado debería determinar hoy si acepta o rechaza ese pedido de eximición de prisión.

El PO también desmintió que este joven de 26 años, apenas recibido hace poco tiempo de abogado y que milita en la regional Cañuelas de ese partido trotskista, haya estado prófugo. “La detención de Ponce, ordenada el jueves 4, fue apelada de inmediato por la doctora Ferrero, desde entonces, Ponce ha permanecido en su domicilio real”.

Mientras Ponce declaraba en el despacho de Torres, afuera lo acompañó una movilización que también exigió la inmediata liberación de César Arakaki. “Muy diferente es la vara para los policías imputados en la brutal represión de ese día: el agente policial Barisone fue excarcelado porque sus jefes policiales -o sea quienes ordenaron la represión- no pudieron ‘acreditar’ que fuera él quien atropelló con la moto a un manifestante”, expresó el PO. Arakaki y Ponce aparecen en fotos cerca del uniformado portando cañas tacuara, que se usan habitualmente para llevar banderas y carteles en las marchas.

“La detención de estos compañeros es parte de una escalada represiva contra la izquierda, en un intento de responder a la crisis política que atraviesa el Gobierno”, expresó la agrupación Nacional Naranja de Docentes Universitarios. En tanto, mañana a las 17 las organizaciones del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, la izquierda y los sindicatos combativos convocan a una marcha a las 17, de Congreso a Plaza de Mayo, “por la libertad de César Arakaki y todos los presos políticos”, y a las 15.30 se sumarán al reclamo en la tradicional ronda de las Madres en Plaza de Mayo, al igual que músicos, actores, directores y escritores, entre ellos Cecilia Roth, Ingrid Pelicori y Pompeyo Audivert.

“Este juez que se dice garantista aplica la doctrina del fiscal (Germán) Moldes, quien pide cárcel para quienes protesten en la calle”, dijo el dirigente del PO, Marcelo Ramal sobre Sergio Torres.