Más dudas que certezas en el caso del fiscal Delgado

El hombre “atípico” del fuero Federal quedó en la mira. Denunció tener miedo, pero rechazó custodia policial. Reclama apoyo institucional y hasta Carrió se metió en el caso ¿Cómo sigue el panorama?

La semana del fiscal Federal Federico Delgado fue intensa y las que vienen no parecen ser más tranquilas. Citado a indagatoria por las presuntas filtraciones en la causa Time Warp, Delgado tuvo un cruce de ida y vuelta con la Procuración por un ofrecimiento de apoyo policial que él rechazó y otro que siguió reclamando. En el medio terció Elisa Carrió y hasta hubo un comunicado de la Asociación de Fiscales, respaldándolo, pero por detrás se sumaron críticas y versiones encontradas.

Delgado y el Procurador Interino, Eduardo Casal, se reunieron el martes por la tarde. Allí, Casal y sus colaboradores le ofrecieron custodia policial y él la rechazó. Horas más tarde, en la pantalla de TN, Delgado explicaba que tenía miedo desde que le plantaran droga en su auto hasta que le metieran un tiro en la cabeza. Hizo alusión a Víctor Stinfale, el abogado que estuvo detenido en la causa Time Warp y que había advertido que “se cargaría” al fiscal. Fue él también quien lo denunció e impulsó la causa en su contra. También quien consiguió el apartamiento de Delgado de la investigación.

Al día siguiente de las declaraciones del fiscal, la Procuración le hizo llegar un oficio en el que le pedían que reconsiderara su postura. Esa tarde, Carrió pidió a través de una carta a Casal, que respalden institucionalmente al fiscal. Y le pidió que “lleve a cabo las acciones necesarias para garantizar la independencia del Ministerio Público Fiscal y evitar las injerencias de los poderes económicos, abogados inescrupulosos, empresas constructoras, poderes políticos de turno, incluido el actual, y que pudiera ejercer el empresario del juego y dirigente deportivo, Daniel Angelici”.

Desde la Procuración volvieron a aclarar su oferta a Delgado y él, a rechazarla. Esgrimió que el fiscal Alberto Nisman tenía custodios y estos terminaron procesados. En tanto que a su reclamo de respaldo institucional, desde la Jefatura de Fiscales, insistieron en la independencia de poder.

La posición de Delgado se volvió intransigente, afirmaba la gran mayoría en Comodoro Py. Por lo bajo sostienen que hasta el comunicado de la Asociación de Fiscales fue más de compromiso y corporativo, que por una verdadera empatía con Delgado. Las voces coincidían en los últimos días que Delgado “antes no tenía amigos en Py, pero ahora sembró muchos enemigos”. Sostenían que exacerbó su rol mediático y su construcción personal, alejado de todos los demás. “Tiró de la cuerda y ahora se tensó demasiado y está cerca de romperse”, explican.

Por lo pronto, para esta semana se esperan más novedades. Creen que Delgado renovará su postura y seguirá insistiendo, consciente de que pasa su peor momento. Pronto se acerca la indagatoria y él ya dijo sentirse “procesado”. Además enfrenta dos denuncias de Jorge “Corcho” Rodríguez, en el marco de la causa Odebrecht, también por presuntas filtraciones. La defensa de Rodríguez también cuestiona la validez de maniobras que Delgado hizo en la causa y están dispuestos a ir a fondo en el caso.

  • Panamá Papers: un hermano de Macri blanqueó ante la AFIP $63 millones

  • Ataque contra la casa del padre del juez que procesó a “Los Monos”

  • El Gobierno pedirá que se rectifique el anuncio sobre las paritarias de Camioneros

  • La caída de Mossack Fonseca

  • Piden indagar a Susana Trimarco por un presunto fraude

  • Se postergó la presentación del nuevo Código Penal