Odebrecht: Calcaterra negó pago de coimas por el soterramiento del Sarmiento

El primo del presidente y ex dueño de IECSA es uno de los imputados en una de las causas que investiga los negocios de Odebrecht en la Argentina

Angelo Calcaterra, ex dueño de la constructora IECSA, adelantó su indagatoria ante el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, en el marco de la causa que investiga el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento, proceso en el cual la compañía del empresario había sido beneficiada como parte de una UTE que también integraban la brasileña Odebrecht y la italiana Ghella.

El ejecutivo, que estaba citado para mañana, llegó muy temprano a los tribunales de Comodoro Py, tal como había sucedido la semana pasada, cuando se presentó como arrepentido en el caso de los cuadernos. Esta vez presentó un escrito para dar explicaciones por el supuesto pago de sobornos para direccionar la licitación de este gigantesco proyecto.

En el escrito señaló que IECSA no pagó coimas. “Si lo hizo Odebrecht fue por su cuenta”, añadió. “La obra del soterramiento del Sarmiento no fue ilegal. Si hubo irregularidades fueron faltas administrativas, no delitos”, agregó, según informaron fuentes judiciales.

El empresario criticó el análisis que hizo la Procuraduría de Investigaciones Administrativas. También defendió la contratación de la consultoría de Manuel Vázquez, la mano derecha de Ricardo Jaime en la Secretaría de Transporte. Dijo que se pagó en blanco y que está registrado pese a que la compañía es considerada una “empresa fantasma”.

Martínez De Giorgi dispuso desde el mes de junio de este año una serie de declaraciones, en las que citó también al ex ministro de Planificación Julio De Vido; los ex secretarios de Obras Públicas José López y de Transporte Ricardo Jaime, y empresarios de las firmas Comsam, Ghella y Odebrecht, entre los que está mencionado Marcelo Odebrecht.

Según el llamado a indagatoria se detectaron una veintena de irregularidades en el proceso licitatorio del soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.

“La falta de información concreta de la obra y la oportunidad en que se dio a conocer el pliego de condiciones particulares y especificaciones técnicas afecta gravemente la transparencia del proceso de selección. Dicho accionar reviste, por otro lado, aptitud para vulnerar los principios de concurrencia e igualdad a la vez que se presenta como la primera manifestación de una serie de simulaciones legales que dan cuenta de un quebrantamiento del normal desenvolvimiento de la administración pública”, señaló el magistrado en su escrito.

El juez, además, mantiene otra causa en la que se investiga a Odebrecht: se trata de las irregularidades en la licitación a favor de la empresa brasileña para hacerse cargo de las obras del “Plan de Ampliación de Gasoductos 2006-2008”. Esta investigación estuvo a cargo de Daniel Rafecas, pero en julio de este año resolvió enviar el expediente a Martínez de Giorgi.

En marzo de 2018, el mencionado Rafecas procesó a De Vido, al ex secretario de Energía Daniel Cameron, y a los ex subsecretarios de Energía Eléctrica y de Combustibles, Bautista Marcheschi y Cristián Alberto Folgar, respectivamente, por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública.

Aquel procesamiento se había dictado porque los ex funcionarios kirchneristas “realizaron una serie de actos tendientes a favorecer de la Constructora Norberto Odebrecht para que esta resultara adjudicataria de los contratos para la construcción de la obra denominada ‘Ampliación Gasoductos TGS y TGN –obras 2006/2008–’, contratos que debían ser negociados libremente por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA) y que en cambio fueron acordados bajo el condicionamiento establecido a través de las acciones singulares y conjuntas de los funcionarios de esa cartera ministerial”.

Etiquetas en Nota
Compartir Nota