Odebrecht: Casanello ordenó la inhibición de bienes contra ex titular de Aysa, Carlos Ben

El juez Casanello ordenó la medida contra él, su familia, su ex número dos Raúl Biancuzzo y el hijo de él. Sospechan que cobraron coimas por sobreprecios en dos obras de la empresa estatal de saneamiento.

El juez Sebastián Casanello ordenó la inhibición general de bienes del ex director de AySA Carlos Ben y de su grupo familiar, en el marco de la causa que investiga la construcción de dos plantas de la firma estatal de saneamiento, una de ellas a cargo de la firma brasileña Odebrecht. El magistrado ordenó a la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) la investigación patrimonial de Ben y de su grupo familiar, bajo la sospecha que podrían haberse derivado allí fondos provenientes de las coimas. Recientemente se ordenó la investigación sobre seis empresas que obtuvieron obras de AySA y se las señala vinculadas a Ben, cercano a Eduardo Duhalde. La inhibición también alcanza al ex subdirector Raúl Biancuzzo y a su hijo.

El juez Casanello investiga el pago de sobornos a funcionarios públicos como consecuencia de la adjudicación de las obras de la Planta Depuradora del Bicentenario (partido de Berazategui) y de la Planta Potabilizadora sobre el Paraná de las Palmas (partido de Tigre) por parte de AySA a la UTE “Camargo Correa SA-Esuco” y la UTE “Odebretch Brasil-Benito Roggio e Hijos-José Cartellone Construcciones Civil-Supercemento”, respectivamente.

En este proceso se sospecha de los procesos licitatorios, iniciados en los años 2007 y 2008. Durante el gobierno de Cristina Kirchner, la AGN consignó que la obra se adjudicó al consorcio por 2.293 millones de pesos: Un 24,74% por encima del presupuesto oficial. Además, la obra se encareció por los constantes retrasos (más de 60 meses) en un 78%.

La Justicia sostiene que Odebrecht tenía ​un “modus operandi” para hacer efectivo el presunto pago de sobornos que contaba con “socios locales con pretensiones económicas, contractuales y financieras en la adjudicación de la obra pública”. Las sumas millonarias que demandó la obra están bajo sospechas. Se considera que los fondos ilícitos habrían “derivado en un importante sobreprecio de la planta potabilizadora” y en consecuencia “en el incremento patrimonial de sus ex directivos”

Previo a la medida cautelar, se ordenó a la PIA una investigación patrimonial sobre Ben, Biancuzzo y sus respectivos grupos familiares. Según pudo saber Clarín, el organismo que dirige Sergio Rodríguez ya libró una gran cantidad de oficios requiriendo información a diversos organismos del Estado sobre los bienes registrados de los investigados y sus allegados.

En el caso del ex titular de AySa, su grupo familiar estaría involucrado en una empresa off shore radicada en Panamá. Así surge de los registros de las sociedad. La empresa se llama Embry Investment SA, y en ella figura como directora y presidente María Cristina Cafolla, esposa de Ben, y sus dos hijas, cada con dos cargos: secretaria y directora Soledad Ben y tesorera y directora Vanesa Ben. El grupo familia tiene en Argentina constituida la sociedad Cirfrán SA dedicada a la administración fiduciaria y a la construcción.

Con estos antecedentes y ante la reciente investigación de seis constructoras que estarían vinculadas a Carlos Ben: CyE Constructora, Enacsat, Graciela De La Fuente, Cosugas, Transclor y Megatrans, Casanello ordenó la inhibición general de bienes de ex titular, su familia y de Biancuzzo alcanzando su grupo familiar también. El titular de la empresa Enacsat sería Ariel Biancuzzo, cuyo padre –Raúl- se desempeñó en el directorio de la empresa estatal AySA.

Al respecto, el juez señaló que sobresale en relación a Biancuzzo hijo, “un intercambio de e-mails con los representantes de Odebretch en los que se consigna el presunto pago de retornos (identificado con la denominación “DGI” o “Dgi”, que (según constató el fiscal Federico Delgado) era una forma solapada de decir “coima”.

Por ello, el magistrado ordenó la inhibición general de bienes y ganancias que “habrían sido el resultado de las conductas ilícitas imputadas, al menos y de momento, en lo que hace a la actuación de los dos ex directores de AySa.

La medida alcanza a María Cafolla, esposa de Ben, a sus hijas Soledad Gabriela Ben y Vanesa Carla Ben, sus padres Susana Eleonor Bruno y José Antonio Ben, y el esposo de Soledad Ben, Jario Erico Natale. Además, la medida cautelar se aplicó para Ariel Biancuzzo (hijo del ex director de AySa).