Ordenan la inhibición de bienes de ex subsecretario de Legal y Técnica de Néstor y Cristina

Un juez federal dispuso ayer la inhibición general de bienes de Carlos Liuzzi, el ex subsecretario de Legal y Técnica de la presidencia durante la gestión kirchnerista, en una causa en la que se lo investiga por presunto enriquecimiento ilícito.

La medida, dispuesta por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi a pedido de la Oficina Anticorrupción (OA), implica que el ex funcionario no podrá realizar transacciones con sus bienes hasta que se defina su situación judicial.

Liuzzi, que era el número dos del secretario de Legal y Técnica kirchnerista Carlos Zannini, está siendo investigado porque cuando ingresó a la Casa Rosada, en 2003, declaró un patrimonio de 265.000 pesos y a fines de 2015 otro de casi 9 millones.

Martínez de Giorgi es el tercer juez del caso, después del renunciado Norberto Oyarbide, y su colega Luis Rodríguez, quienes dictaron sobreseimientos en favor del investigado, que luego fueron revocados en instancias superiores.

Cuando pidió su inhibición, la OA enumeró una serie de operaciones comerciales que Liuzzi no habría podido justificar, como la compra de un departamento en Puerto Madero en 2011 y un campo en Mendoza.

Martínez de Giorgi sostuvo en su resolución que la medida está vinculada con “el aseguramiento de la futura exigencia de que se consolide respecto del derecho que emerja a raíz de la conducta delictiva, como así también al decomiso de las cosas o ganancias relacionadas con el delito”, si es que se comprueba la existencia de un delito.

El nombre Liussi aparece también en otro expediente judicial en el que se investiga al financista Guillermo Greppi por supuesta evasión, lavado de dinero y operaciones financieras que poseen un carácter dudoso.

Greppi es propietario de la financiera Propyme, y el juez Oyarbide había sido denunciado porque en 2013 ordenó interrumpir un procedimiento en esa entidad tras recibir un llamado de Liuzzi.