Organizaciones de DDHH firman carta contra la elegida por Macri para la Procuración

Sostienen que sus expresiones ponen en duda su compromiso con los derechos humanos, y advierten que su designación será “un retroceso”.

Inés Weinberg de Roca, candidata del presidente Mauricio Macri para asumir al frente de la Procuración General de la Nación, se presentará este martes ante el Senado para defender su pliego. Unas de las principales objeciones que deberá enfrentar viene de los organismos de Derechos Humanos, que enviaron una carta a los legisladores para pedir que impugnen su designación.

La misiva, está firmada por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS, Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, y dirigida a la senadora Ada Rosa Del Valle. En el texto, los organismos consideran que Weinberg no tiene idoneidad para desempeñar el cargo a raíz de expresiones que ponen en duda su “compromiso” con los Derechos Humanos y con el enjuiciamiento de represores de la última dictadura.

“Weinberg fue electa jueza del Tribunal Penal Internacional para Ruanda por la Asamblea General de las Naciones Unidas en enero de 2003. Se desempeñó en la Sala de Apelaciones del Tribunal Penal Internacional de la Naciones Unidas para la ex Yugoslavia y Ruanda de junio de 2003 a octubre de 2005 y en la Sala Juzgadora III de 2005 a 2008.

En ese contexto, Weinberg dio una entrevista al colectivo Voices of Rwanda el 27 de octubre de 2008. Allí expresó su opinión acerca del proceso de juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico-militar en nuestro país: ‘En Argentina hubo justicia para un solo lado, y eso no es bueno’”, comenta el escrito.

La postulante del oficialismo, denuncian los organismos, comparó el proceso judicial vinculado al genocidio de la nación africana con el proceso de Memoria, Verdad y Justicia llevado adelante en la Argentina respecto de los crímenes de lesa humanidad.

“Tengo el sentimiento de que es justicia de un solo lado; no tan diferente de la justicia en mi país, pero en Argentina también hubo justicia de un solo lado, y eso no está bien”, señaló en esa oportunidad.  Para Weinberg de Roca, la Justicia en Argentina fue “solo para un lado” Al respecto, los firmantes señalaron que “posiciones como la de Weinberg resultan contrarias al proceso histórico de Memoria, Verdad y Justicia que defendemos y por el que hemos sido reconocidos como ejemplo en el mundo.

Sus declaraciones se inscriben en la “Teoría de los dos demonios” y contravienen los principios del Derecho Internacional de los Derechos Humanos que han sido recogidos tanto por instrumentos internacionales incorporados a nuestro ordenamiento jurídico como por sentencias de tribunales nacionales e internacionales y dictámenes de la propia Procuración General de la Nación que aspira a conducir”, justifican los organismos en la carta. Sobre la la designación de la funcionaria como cabeza del Ministerio Público Fiscal, en el escrito advierten que “podría comprometer la responsabilidad internacional del Estado en materia de juzgamiento de crímenes de lesa humanidad, alterando las bases fundacionales de todo el proceso de Memoria, Verdad y Justicia” y advierten que “será un claro retroceso en la promoción y protección de los derechos humanos que compromete a los tres poderes del Estado”. En esa línea, proponen que quien desempeñe en el cargo máximo de la Procuración “respete y fomente la defensa de los derechos humanos”.

Además, expresan que “es fundamental que se sostenga el acompañamiento a las víctimas, especialmente a las más vulnerables, como política del Ministerio Público Fiscal”.

Cuestionamientos. La jueza también recibió impugnaciones del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y por el diputado del Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade, quien la cuestionó por no haber declarado ante el Consejo de la Magistratura la remuneración que percibía por integrar el Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas.

La aprobación del pliego no está garantizada, ya que para ser formalmente designada al frente del Ministerio Público Fiscal, Weinberg de Roca deberá contar con el apoyo de los dos tercios de los senadores presentes el día de la sesión, un número al que Cambiemos no puede llegar por sí solo. Actualmente, en el cargo se desempeña Eduardo Casal, quien asumió de manera interina el pasado 22 de noviembre, cuando Gils Carbó tomó licencia tras la victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas, y su posterior renuncia el 31 de diciembre.

Fuente: Perfil