Para evitar ser detenido por contrabando, Echegaray pagó $1 millón

Tuvo que depositar el monto de la caución para no ir a prisión; en paralelo, la AFIP pidió que vaya a juicio por evasión.

Aunque los primeros meses después de que el kirchnerismo dejara la Casa Rosada pasó desapercibido en los tribunales, la situación de Ricardo Echegaray aparece ahora cada vez más complicada con distintos procesos abiertos.

El extitular de la AFIP tuvo que depositar ayer una caución de un millón de pesos que se le había exigido para evitar quedar detenido en una causa por contrabando de un auto diplomático en la que fue procesado, informaron fuentes judiciales.

Una vez ejecutado el pago, que se efectuó a través de una transferencia bancaria, la defensa del exfuncionario presentó la constancia en el Juzgado Penal Económico a cargo de Diego Amarante, según explicaron los informantes.

El magistrado había procesado a Echegaray la semana pasada y le dio diez días de plazo para concretar el depósito para evitar quedar detenido.

El extitular del organismo recaudador fue procesado en ese caso por las irregularidades en el trámite para otorgar una franquicia diplomática -y evitar el pago de impuestos- en la importación de un vehículo de alta gama por parte de un representante de Taiwán en 2006. El automóvil entró al país libre de impuestos y luego fue revendido.

Echegaray fue procesado con un embargo de cinco millones de pesos y se le prohibió salir del país. Al momento de los hechos, la oficina comercial de Taiwán no tenía rango diplomático en el país.

Hubo más novedades para el exfuncionario en Tribunales. La AFIP pidió ayer enviar a juicio oral y público la causa que investiga una defraudación de $8000 millones de la petrolera Oil Combustibles de Cristóbal López.

La defensa de la AFIP, a cargo del abogado Ricardo Gil Lavedra, insistió en que se los juzgue por “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”, una calificación que ya había sido cambiada por la Cámara Federal y todavía está en revisión de la Cámara de Casación Penal.

“Se trató de un plan sistemático urdido desde la propia AFIP en los más altos niveles de conducción”, sostuvo el abogado Gil Lavedra en el escrito.

Durante la gestión de Echegaray en la AFIP hubo una “planificación destinada a que los imputados pudieran desarrollar la maniobra sin ser molestados”, planteó el abogado del organismo al pedir el envío a juicio oral de los procesados en este expediente.

“Cristóbal Manuel López y Carlos Fabián De Sousa, a través de la sociedad Oil Combustibles, utilizaron indebidamente y en su propio beneficio el dinero no ingresado para capitalizar otras sociedades del grupo económico”, advirtió la AFIP en el escrito.

“La maniobra imputada consistió en la irregular incorporación mensual, en diferentes planes de pago generales y en el otorgamiento, por parte del exadministrador federal, de planes particulares, a la vez que se omitió ejecutar la deuda”, sostuvo Gil Lavedra.

La AFIP, querellante en la causa, presentó así su requerimiento de envío a juicio ante el juez federal Julián Ercolini y para la próxima semana se espera el pronunciamiento del fiscal del caso, Gerardo Pollicita.

En esa causa se “investiga una asociación ilícita entre funcionarios del Estado y empresarios ligados a estos, dentro de la que se enmarca una maniobra fraudulenta que ha ocasionado un perjuicio al Estado nacional”.

López y De Sousa fueron beneficiados en un polémico fallo por los camaristas Eduardo Farah y Jorge Ballestero. Como coletazos del polémico fallo, el primero anunció anteayer que había concretado su traslado y el segundo analiza dejar su cargo para jubilarse.

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

Compartir Nota