Pereyra y la mega causa petrolera: el “Caballo” desbocado

El Senador Nacional y Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, está bajo la lupa de la Justicia. Enfrenta múltiples causas, todas apuntadas al vínculo gremial-empresarial que se desprende de los presuntos negocios entre YPF y empresas familiares.

Cuando está en carrera, lanzado en velocidad, el caballo de carrera no mira otra cosa que no sea la línea de llegada. Su único objetivo es la meta que tiene adelante y no puede ver hacia los costados. Todo lo que tiene adelante es terreno a superar para alcanzar el objetivo. Tal vez por eso Guillermo Pereyra se ganó el mote de pura sangre, por su tenacidad y perseverancia, capaz de llevarse todo por delante. Y bien podría contarse su historia como una larga galopada en la que el senador nacional del MPN y Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa fue superando (se) para alcanzar el premio.

Claro está que en toda competencia, no solo hay que vencer sus propias limitaciones, sino y sobre todo hay que dejar atrás a los rivales. Y vaya si lo ha hecho Pereyra. Desde que ingresó al sindicato allá por los setentas, el ascenso del “caballo” no ha tenido techo. Bajo el ala de Hugo Rozar, su figura fue creciendo hasta que cuando vio la oportunidad de hacerse con el cetro, no la desperdició. Luego del fallecimiento de su mentor y finalizada la intervención de la dictadura en el gremio, con el albor de la democracia llegó también su liderazgo petrolero.

A partir de allí, todo fue ganancia para Pereyra. En términos sindicales, nunca más perdió su lugar al frente del gremio y supo construir una representación muy importante. Desde lo político, también fue ganando cada vez más terreno en el Movimiento Popular Neuquino, hasta convertirse en un referente histórico, llegando a ser funcionario provincial y legislador regional y nacional. Y claro, también fue meteórico el ascenso económico, con crecientes sospechas de negocios intrínsecos entre el sindicato, las compañías petroleras y un conglomerado de empresas familiares que han proliferado en estos años.

Un dato no menor es que el Sindicato de Petroleros Privados es, además de una herramienta de representación de los trabajadores y por lo tanto de defensa de sus derechos, una gran caja de ingresos. Se estima que el gremio maneja unos tres mil millones de pesos anuales. De allí, se desprende que los contratos con y para empresas privadas y públicas son cuantiosos. Y en los últimos años, se ha puesto el foco sobre las empresas favorecidas con dichos acuerdos, entre ellas, varias integradas por familiares directos del líder petrolero.

Todo queda en familia

En el universo del petróleo, uno de los negocios más rentables es el del transporte y allí puso el ojo pero también la bala el clan Pereyra. A comienzos del 2001 el Caballo se lanzó en otra de sus carreras y fundó la empresa Transporte Horizonte SRL. Al año siguiente transfirió la sociedad a su ex esposa, Norma Martínez, con quien cultiva una buena relación. En 2003, la compañía mutó a Soitué SRL, creada por Martínez pero ya con el estreno en sociedad de los hijos fruto del matrimonio con el líder sindical: Martín, Flavio y Paola.

Por aquel entonces, la flamante empresa agregaba a su tradicional servicio de transporte de combustible el de “pasajeros y carga”. Casi una década más tarde, en 2012, la firma ampliaría el espectro a “inspección técnica obligatoria de transporte de pasajeros y carga”. Paralelamente, en 2007 ya se había extendido la “familia Soitué” con Transportes Soitué SA dedicada al “servicio de transporte de pasajeros y carga” con el agregado de “preparación y limpieza de tanques de petróleo y cañerías”. En el derrotero empresarial de la ex esposa de Pereyra figura también la empresa VDN SA, propiedad de Claudio Urcera, donde Martínez fue presidenta durante el 2012 y su hija directora suplente ese mismo año.

Flavio es el hijo mayor de Guillermo Pereyra y si bien heredó la militancia gremial de su padre, la volcó sobre su pasión, que luego fue también su vocación empresarial: la tecnología. Así fue como en 2015 dio el salto y fundó Volta SRL, empresa dedicada a dotar de infraestructura tecnológica a edificios privados y públicos y digitalización documental. Y no podía faltar el agregado “dar soluciones en servicios generales a industrias del petróleo”, llegando incluso a participar de grandes licitaciones. Hoy se vanagloria de haber convertido al Sindicato Petroleros Privados en un “edificio inteligente de características únicas en el país”.

La hija del medio, Paola, puso su atención empresarial en el mundo de la salud. En febrero del año pasado fundó Maper Salud SRL cuyo objeto social es la “compra, venta, exportación e importación de elementos descartables, implantes medicinales y cosméticos”. También se ocupa de la “limpieza, desinfección de equipamiento médico, odontológico y de laboratorio”. Dentro del rubro figura también la empresa Strane SA, creada en 2013 por su madre, que se dedica a “administrar auditorías de farmacias, consultorios y clínicas destinados a la atención de particulares, obras sociales y medicina prepaga”. También incursiona en “medicina legal” y en el “gerenciamiento de empresas de salud”.

Martín es el menor de la familia y es quien sigue sus pasos en política. Diseñador gráfico de profesión, también supo abrirse paso en el mundo de los negocios a través de la consultora de impacto ambiental Servantec SA, dedicada a “servicios de apoyo para la extracción de petróleo y gas”, amén de “servicios de arquitectura e ingeniería”. Asimismo, en 2016 fundó una empresa más ligada a lo suyo Ibuky SRL, una consultora de publicidad, marketing y comunicaciones, además de “diseño de logos y sitios de internet”. También se destaca entre sus actividades la Fundación Conygriega, destinada a proyectos solidarios.

Las causas en su contra

A pesar del ascenso meteórico del Caballo Pereyra, su éxito económico ha levantado sospechas en el universo político y judicial. En principio, el líder sindical es investigado en tres frentes: uno asociado a los vínculos entre empresas familiares y el sindicato mediante cuantiosos contratos, incluso vinculados a YPF; otro apuntado al cobro de retornos en una dudosa contratación de una consultora por parte del sindicato que terminó contratando al propio Pereyra y miembros de la junta directiva; y también enfrenta una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito, ya que su patrimonio creció de manera exponencial durante los últimos años.

La primera de las mencionadas está bajo la órbita de la justicia federal y es llevada adelante por el fiscal Carlos Rívolo quien aseguró que “mientras Pereyra era director suplente de YPF, la empresa cuyo directorio integraban su ex mujer y su hija –VDN S.A- recibía fondos directos de la propia YPF, y aún lo haría”. Rívolo también sospecha que estos vínculos podrían tener relación directa con el retorno del dinero con el que beneficiaba a empresas amigas desde YPF. En tanto, el registro que motivó la denuncia por enriquecimiento ilícito fueron las declaraciones juradas presentadas por Pereyra, donde pasó de declarar $1.763.270,00 como ganancias en el año 2012 (año en el que ingresa a YPF), a $5.589.038,92 en el año 2016″.

Por último, la causa en la que se investiga una presunta triangulación de dinero entre el sindicato de Petroleros Privados y La empresa International Consulting and Tecnology SA (IC&T), dedicada a servicios empresariales y que recibe ingresos mensuales por parte del gremio en concepto de “lobby institucional, apoyo técnico y consultoría integral”. Luego, el propio Guillermo Pereyra y parte de la junta directiva le facturan a IC&T honorarios por servicios profesionales o “personales”. Es decir, el sindicato contrata una empresa que a su vez contrata a los líderes del gremio. Sospechoso como mínimo.

De esta manera, el imperio que ha sabido levantar el Caballo Pereyra está en riesgo de ceder algún límite conquistado. Sin embargo, las causas, como tales, deberán ser probadas ante la Justicia. Claro que un revés judicial terminaría con su carrera política y una dinastía gremial y empresarial de décadas. A priori, parece ser un riesgo que el histórico referente petrolero está dispuesto a asumir. Será una carrera más para el Caballo, en la que como siempre, su mirada está puesta en la meta y no ve hacia los costados. Pero el precio de desbocarse esta vez puede ser muy alto ya que puede ser que la meta esta vez sea el final. Y tal vez, después no haya nada más.

Patricia Jure (Concejal Frente de Izquierda Neuquén)

“Es un empresario que usurpa una dirección sindical”

La concejal neuquina afirmó a este medio que “son causas que llegan en la etapa senil de la vida política de Guillermo Pereyra”. Y disparó: “es un funcionario, un senador Nacional y empresario que usurpa una dirección sindical que le pertenecerá por las maniobras que ha hecho para perpetuarse al frente del gremio pero que no lo valida como real representante de los trabajadores petroleros”.

Asimismo, la referente de izquierda señaló que “debe ser investigado el desvío de fondos sindicales a empresas inventadas por el propio dirigente y el séquito que lo rodea”. Y arremetió: “la única manera que este personaje puede seguir en el lugar en el que está es porque ha implantado una política del terror en el sindicato. Tiene un método patoteril y mafioso en la conducción del sindicato”.

En tanto, Jure apuntó que “las causas tienen que prosperar. Pero si la justicia juega el papel que viene teniendo hasta ahora, va a tener garantizada la impunidad. La crisis política va a jugar su papel en todo esto”. Y sentenció: “seguramente la aparición tardía de estas investigaciones en los medios sirven para descomprimir la indignación popular, porque todo el mundo sabe que pasó de no tener nada a tener una fortuna sin laburar un solo día de su vida. Todo a costa de los trabajadores”.

Mariano Mansilla (Diputado provincial Frente Neuquino)

“La Justicia neuquina está ante su prueba de fuego”

El diputado provincial del Frente Neuquino fue uno de los denunciantes de Pereyra por presunto enriquecimiento ilícito y afirmó a La Tecla Patagonia que “la Justicia está trabajando en varias causas contra Pereyra. La que tiene mayor avance es la que están investigando esa especie de lavado de dinero que hicieron desde el sindicato de pagarse un asesoramiento”. Y agregó: “esperemos que en los próximos días tengamos noticias sobre eso y Pereyra sea imputado”.

Asimismo, Mansilla señaló que la causa que más avanzó es en la cual el sindicato contrata una empresa para que los asesore para gestionar en Buenos Aires y esa empresa contrata a Pereyra y los demás miembros de la comisión directiva como asesores”. Y disparó: “una triangulación infantil y escandalosa de fondos del sindicato. En los primeros allanamientos surgen unos 34 millones producto de la documentación se secuestró”.

En tanto, sobre la causa que investiga el enriquecimiento ilícito, el legislador manifestó que está acreditado el crecimiento patrimonial, porque parte lo declaró y parte está en sus hijos y su ex esposa. Pero esta causa va a depender de las otras causas, si los fondos fueron obtenidos ilícitamente, entonces va a estar mal que se haya enriquecido. Si logra demostrar que ganó el dinero lícitamente, entonces no hay delito”.

Por último, Mansilla apuntó que “hay una irregularidad importante en todo esto que ha ocurrido. Ni con un sueldo de trabajador petrolero ni con el de secretario gremial se puede montar un imperio como el que él ha montado”. Y sentenció: Creo que la Justicia neuquina está en su prueba de fuego. Este tema ha tomado una relevancia pública tal que si los fiscales no hacen nada va a ser una declaración absoluta de que este poder no tiene ninguna independencia”.

Confiado y en silencio

El senador Nacional y líder del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra prefirió no responder a las acusaciones por las que se lo investiga. “No tengo descargo que hacer. Solo hay que dejar que trabaje la Justicia. Las causas se están cayendo todas”, expresó. Asimismo, anticipó que en los próximos días podría expresarse a través de un comunicado si hay avances en las causas.

Fuente: Sebastián Simonetti para La Tecla Patagonia

  • Mafia de los contenedores: el debate sigue sin tener fecha de inicio

  • Confirman juicio oral y público contra Lázaro Báez por lavado de activos

  • La Justicia frenó la ampliación del estacionamiento medido en la Ciudad

  • Alejandro Rúa: “Se deshacen de todos los jueces y fiscales no alineados”

  • Panamá Papers: un hermano de Macri blanqueó ante la AFIP $63 millones

  • Ataque contra la casa del padre del juez que procesó a “Los Monos”