Piden elevar a juicio oral la causa contra Moreno por Papel Prensa

El fiscal Marijuán presentó el requerimiento, de 48 páginas, ante el juez Julian Ercolini, quien el año pasado procesó a Moreno por considerar que estaba probado que el ex funcionario kirchnerista había atentado contra la libertad de sesionar de los accionistas de Papel Prensa.

El fiscal federal Guillermo Marijuan requirió la elevación a juicio oral de la causa en la que se acusa a Guillermo Moreno de haber impedido el desarrollo de una asamblea de accionistas de Papel Prensa en 2010.

Marijuan presentó el requerimiento, de 48 páginas, ante el juez Julian Ercolini, quien el año pasado procesó a Moreno por considerar que estaba probado que el ex funcionario kirchnerista había atentado contra la libertad de sesionar de los accionistas de Papel Prensa.

El fiscal acusó a Moreno de “haber perturbado el orden de la Asamblea de Accionistas, celebrada el día 12 de agosto de 2010”, mediante “amenazas”, como la exhibición de cascos y guantes de box.

“Moreno creó un clima que anunciaba explícitamente que se desencadenarían actos de violencia física contra quienes pretendieran avanzar en la votación”, dijo Marijuan, sobre la participación del ex funcionario en la asamblea de Papel Prensa.

“Moreno exhibió durante la asamblea de accionistas guantes de boxeo y cascos, ordenó apagar las luces, obstruir la puerta para que nadie pudiera salir ni entrar y tapar la cámara que filmaba el acto, a la vez que refirió que las mujeres debían correrse hacia el fondo de la sala”, enumeró el fiscal.

En esta causa, el juez procesó a Moreno sin prisión preventiva, ya que si bien registra “varios procesos en trámite, y fue recientemente condenado a la pena de dos años y seis meses de prisión en suspenso por resultar coautor penalmente responsable del delito de peculado, más una inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos”, esa sentencia “no está firme”.

Papel Prensa, dedicada a la producción de papel de diarios, está compuesta por el Grupo Clarín (49 por ciento), el matutino La Nación (22,5 por ciento) y el Estado nacional (27,5 por ciento) y en 1 por ciento a otros inversores.

Ercolini evaluó declaraciones testimoniales, documentación y registros fílmicos, y sostuvo que aquel día Moreno cometió “una serie de acciones destinadas a perturbar el acto, de modo tal que no se votara el punto 12 del orden del día”, sobre la conformación de la comisión fiscalizadora.

El juez repasó que Moreno “llevó y repartió entre las personas presentes guantes de boxeo y cascos industriales, habló en un tono de voz muy elevado, apagó las luces de la sala en la que se encontraban, ordenó que se movieran hacia el fondo del recinto las mujeres y se acercó en modo intimidante a otros representantes accionarios”.

Esas conductas “generaron temor en algunos, molestias en varios, risas en otros y, cuanto menos, sorpresa –por los guantes de box y cascos que llevó-, en todos aquellos que habían asistido a la asamblea”, consignó la resolución.

Ercolini sumó que el accionar de Moreno “afectó el ejercicio de las tareas que prestaba el auxiliar de justicia Martín Arecha, nombrado por el juez nacional Eduardo Malde, como coadministrador para intervenir en la sociedad”.

En su declaración indagatoria, Moreno refirió que los síndicos que controlan el accionar de los directores de Papel Prensa, deben ser propuestos por el Estado y expresó que en la Asamblea del 12 de agosto de 2010 se pretendió cambiar dicho formato sin ninguna explicación razonable, más allá de la mera voluntad que podía expresar una mayoría automática.