Piden más medidas de prueba sobre la venta de Macair a Avianca

El juez federal Sergio Torres tiene en sus manos esta causa, ha pedido diversas medidas de prueba y solicitará otras para ver si el Presidente y las autoridades del Ministerio de Transporte, que dirige Guillermo Dietrich, cometieron algún delito. Así lo informaron fuentes judiciales.

Más de una medida del gobierno de Mauricio Macri quedó bajo la sospecha de que era para beneficiar al grupo económico de sus hijos, hermanos y sobrinos, Socma. Uno de esos casos fue la concesión de rutas áreas a Avianca después de que la aerolínea colombiana comprara Macri Airlines (Macair), que antes no hacía vuelos regulares.

El juez federal Sergio Torres tiene en sus manos esta causa, ha pedido diversas medidas de prueba y solicitará otras para ver si el Presidente y las autoridades del Ministerio de Transporte, que dirige Guillermo Dietrich, cometieron algún delito. Así lo informaron fuentes judiciales.

Otra de las decisiones polémicas del Gobierno fue la quita de deuda que Socma mantenía con el Estado por el Correo. La fiscal ante la Cámara Comercial que denunció el supuesto fraude, Gabriela Boquín, fundó el pasado 2 de febrero un recurso que había interpuesto. La causa penal por la quita está en manos del juez federal Ariel Lijo y atañe no sólo al Presidente sino también al ex ministro de Comunicaciones y actual de Defensa, Oscar Aguad.
El juez Daniel Rafecas acaba de archivar la investigación sobre Autopistas del Sol, beneficiada por el tarifazo. “No creo que apele”,  confesó la denunciante, Margarita Stolbizer.

Otra causa fue Panamá Papers. No tenía su origen en una medida de Macri, pero el juez Sebastián Casanello también la cerró. No obstante, el fiscal Federico Delgado pide que se siga investigando por lavado de dinero a los hermanos varones del Presidente, Mariano y Gianfranco Macri. Este último aprovechó el último blanqueo de capitales para declarar 620 millones de pesos.

Ahora comenzará a investigarse la denuncia del diputado Rodolfo Tailhade sobre la jugosa compraventa de parques eólicos que hizo Socma entre 2016 y 2017, según reveló el diario Perfil. En el grupo de la familia presidencial justifican las ganancias obtenidas no en los precios regulados sino en que los compraron a un grupo en quiebra, el español Isolux Corsán, y los vendieron a los Brito, que habían quedado fuera del negocio.

En el 2017 había renunciado el primer procurador del Tesoro del gobierno de Macri, Carlos Balbín, asombrado por la coincidencia de intereses entre las medidas del Presidente y los negocios de Socma.