Piden que ex titular de PAMI vaya a juicio oral por cobrar $1 millón por vacaciones no gozadas

La fiscal federal Paloma Ochoa pidió que el extitular del PAMI Luciano Di Césare vaya a juicio oral y público por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública al haber cobrado vacaciones no gozadas en el organismo por 1,3 millones de pesos.

Een el escrito presentado ante el juez federal Ariel Lijo la fiscal también reclamó que se abra una investigación contra Graciela Ocaña, porque también durante su gestión al frente del PAMI habría cobrado vacaciones no gozadas.

Al liquidarse las vacaciones no gozadas entre el 2004 y el 2012, Di Césare cobró de 1.300.826,77 de pesos. Según la investigación, el día anterior a la asunción de Mauricio Macri como presidente de la Nación, Di Césare recibió en su cuenta personal esa suma de dinero tras habérsele sido transferido desde el PAMI y en concepto de vacaciones no gozadas. A Di Césare se lo acusa por haber cobrado esas vacaciones que supuestamente no podía hacerlo puesto que se encontraban vencidas de término, tal cual establece la ley de contrato de trabajo.

Para llevar adelante la maniobra, Di Césare designó a la entonces titular de la Gerencia de Recursos Humanos, María Alejandrina Arrouzet, que no solía intervenir en las liquidaciones, para que cumpliera con su pedido en el término de 24 horas.

Para el juez Ariel Lijo la participación del subgerente de Administración Personal de la Gerencia de Recursos Humanos, Carlos Galdo, quien finalmente emitió un dictamen con el fin de autorizar el requerimiento

Lijo había tenido en cuenta que hubo distintas irregularidades como ser la tramitación de la liquidación en un expediente de otra persona que se encontraba archivado, el desdoblamiento de la liquidación para su ocultamiento, la intervención de dependencias que no solían hacerlo, la celeridad del proceso de liquidación ante el cambio de gestión y la efectivización del pago en el término de 24 horas. Di Césare en su defensa había dicho que el cobro fue correcto y citó un antecedente por parte de la extitular del PAMI Graciela Ocaña, motivo por el cual ahora la fiscal en base a ello y documentación solicitó que se la investigue a ella también.

Según expuso Di Césare ante la Justicia, durante su gestión nunca gozó de un solo día de las vacaciones cuestionadas, por lo que desde 2004 hasta el cese de sus funciones acumuló 276 días de vacaciones.