Polémico: un fondo que le hizo ganar millones a Macri participó de megaoperación en la Ciudad

Después de hacerle ganar 15 millones de dólares al presidente, PointState Argentum compró la empresa de Caputo, el Sheraton de Retiro y un valioso terreno estatal de 3200 metros cuadrados.

Enero fue un mes muy próspero para el Grupo Macri debido a la venta de varios parques eólicos que había adquirido sin licitación y que le supuso una ganancia multimillonaria. Uno de ellos fue adquirido por la firma de energía renovable Genneia. Esto significó una ganancia de 15 millones de dólares para la familia presidencial, operación que fue denunciada en la Justicia penal por los diputados Rodolfo Tailhade y Martín Doñate.

Genneia S.A. pertenece a una sociedad conformada por el fondo inversor PointState Argentum y el banquero Jorge Brito. Sin embargo, el entramado de negocios con el Ejecutivo está centrado en la figura de la cara visible de este fondo internacional: Darío Lizzano. Un argentino, radicado en Nueva York, que pasó por numerosas firmas como la calificadora Morgan Stanley.
Generó suspicacias en el ambiente empresarial que en noviembre de 2017, dos meses antes de dicha operación, el presidente Mauricio Macri aprovechara un viaje que realizó a la Gran Manzana para reunirse con los directivos de PointState.

A su vez, el fondo representado por Lizzano es, desde hace un par de años, dueño de un poco más del 13 por ciento de la desarrolladora TGLT y fondea sus operaciones. Pese a ser presidida por Federico Weil, quien figura como presidente de TGLT, es el mismísimo Darío Lizzano quien ocupa el cargo de la vicepresidencia y tiene enorme injerencia en las decisiones, articuladas, por supuesto, con PointState.

No es casual, por lo tanto, que TGLT sea la empresa que compró la histórica constructora del hermano del alma del presidente Mauricio Macri, Nicolás “Nicky” Caputo, también en enero. De esta manera, este fondo inversor cercano al primer mandatario cuenta con todas las patas necesarias para articular megaemprendimientos inmobiliarios, uno de los negocios más rentables del mundo.
Operativo Retiro
Pocos días atrás, sorprendió al mundo del real estate la noticia de que PointState adquirió el Sheraton Buenos Aires Hotel & Convention Center y el Park Tower, en lo que se convirtió en la operación hotelera más grande de la historia hotelera argentina, al grupo internacional Marriott por la friolera de 100 millones de dólares. Además, se comprometió a invertir 30 millones de dólares más para refaccionar las instalaciones del histórico hotel de Retiro construido en 1972.
Sin embargo, la operación no termina allí. Es que el lujoso hotel aún cuenta con la posibilidad de construir, sin permisos especiales, 25 mil metros cuadrados en su predio. PointState piensa, entonces, levantar un edificio de oficinas de alrededor de veinte pisos en la zona donde hoy se emplazan la piscina y el spa del Sheraton, en la esquina de Avenida Eduardo madero y San Martín. De esta manera, la inversión se pagará sola.

Como si fuera poco, cruzando Madero, hay unos terrenos ferroviarios que la Agencia de Administración de Bienes del Estado loteó y subastó en octubre de 2017. ¿Qué firma compró en esa subasta una parcela de 3200 metros cuadrados por 40,5 millones de dólares? Sí, TGLT.
El 1º de febrero de este año, el Poder Ejecutivo aprobó en su Decisión Administrativa 37/2018, publicada en el Boletín Oficial con firma de Marcos Peña y Rogelio Frigerio, la operación sobre los terrenos estatales.

El Gobierno aseguró que el dinero obtenido por la venta de estos terrenos, financiarán el proyecto del Paseo del Bajo.
Más nombres cercanos al Estado
No solo Lizzano tiene un vínculo estrecho con la actual gestión. Entre los nombres que forman parte del Directorio de TGLT, se encuentra Enrique Boilini, que asumió en el directorio de la firma desde el 30 de abril de 2015.
Boillini, también involucrado con Alpargatas S.A y miembro del directorio de Bunge Limited -y que en los ‘90 fue miembro directivo de Farallón- presentó, al menos durante 2016, una gran exposición como asesor en el departamento de Inversiones del Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) de Anses,

Cabe destacar que el FGS es el organismo estatal que fue creado durante la gestión anterior, cuando se traspasaron las AFJP al actual sistema previsional de reparto y, originalmente, tuvo la función de generar inversiones para garantizar el pago de jubilaciones ante contingencias económicas.

A pesar de que quienes ahora están en el poder realizaban duras críticas a este sistema y utilizaban la clásica frase de que “con la plata de los jubilados” el Estado hacía negocios, hoy parecen no estar tan en desacuerdo y acuden a expertos en inversiones como Boilini.

Fuente: InfoNews