Reforma previsional: sobreseyeron al policía acusado de tirar piedras en Congreso

Damián Ferrero fue acusado en base a fotos que circularon en redes sociales y el diario Clarín lo señaló como culpable. El juez Torres lo sobreseyó porque probó su inocencia.

Desde diciembre pasado, Damián Ferrero fue “el policía que tiró piedras durante el debate por la reforma previsional”. El medio El Destape mostró en su momento las pruebas que iba a llevar a la Justicia para demostrar su inocencia. Finalmente, el juez Sergio Torres lo terminó sobreseyendo.

En el fallo de 14 carillas, Torres entierra la acusación: “Con los elementos de prueba incorporados considero corroborada su completa ajenidad de los hechos, por lo que se impone dictar su sobreseimiento”.

El magistrado consideró las pruebas que presentó Ferrero eran sólidas. “No sólo brindó un relato convincente y detallado de sus acciones ese 18 de diciembre -que nada tienen que ver con lo que estaba ocurriendo en las inmediaciones del Congreso Nacional-, sino que además ese relato encuentra plena apoyatura en la prueba aportada por él mismo y en la que posteriormente produjo esta judicatura”, afirmó el juez.

Ferrero, oficial de la Policía Bonaerense en el partido de Escobar, fue señalado en redes sociales como el hombre que aparecía, con remera del Deportivo Riestra, en una foto tirando piedras a la Policía de la Ciudad. Esa foto fue tapa del diario Clarín el 15 de diciembre, después del primer intento del oficialismo por aprobar la polémica reforma que recortaba los aumentos jubilatorios.

La acusación le valió ser apartado de la fuerza, en la cual tenía licencia psicológica por algunos incidentes ocurridos dentro de la propia Policía. Inmediatamente, diversos medios se hicieron eco de la acusación iniciada en redes sociales y dieron por hecho que ese hombre que causaba incidentes era Ferrero.

El policía llevó a la Justicia las pruebas, que fueron publicadas por El Destape. Allí, llevó el certificado médico del doctor de la PBA Damián Lachter y capturas de pantallas de la aplicación Google Maps, que muestra que estuvo ese día en su casa de Tortuguitas. Además, aportó testigos que indican que el día de la segunda marcha, el 18, estuvo estudiando para un examen final de la universidad.

Fuentes de la Policía Bonaerense habían afirmado que el inicio del sumario contra Ferrero se dio cuando comenzaron a circular en redes sociales la ya tristemente célebre imagen y algunos usuarios lo señalaban como el responsable. No fueron pocos los trolls que incentivaron esa acusación y lo mostraban como un militante de La Cámpora para alimentar la teoría de una especie de conspiración política contra el Gobierno.

Eso alcanzó para que la Bonaerense lo aparte de la fuerza y se le inicie una causa penal, que ahora llegó a su fin.

Fuente: Mariano Parada López para El Destape

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias

  • Estamos de vacaciones. Pronto volveremos con más noticias