Se reanudó el juicio contra el ex Jefe de Policía de Santa Fe, Hugo Tognoli

Con la sorpresiva suspensión del debate tras casi seis horas, ayer se reanudó el juicio oral contra el ex jefe de policía de Santa Fe, Hugo Damián Tognoli, acusado de brindar protección a los sindicados narcos Carlos Ascaíni y Aldo “Totola” Orozco, coimputados en un proceso donde convergen otras dos causas.

Con la sorpresiva suspensión del debate tras casi seis horas, ayer se reanudó el juicio oral contra el ex jefe de policía de Santa Fe, Hugo Damián Tognoli, acusado de brindar protección a los sindicados narcos Carlos Ascaíni y Aldo “Totola” Orozco, coimputados en un proceso donde convergen otras dos causas. Luego de que diez imputados hicieran breves ampliaciones de sus indagatorias, estaba previsto que Tognoli hiciera lo propio cuando la presidenta del Tribunal, Beatriz Barabani, informó que el juez Omar Digerónimo había sufrido un problema de salud que le impedía seguir con la audiencia.

El juicio contra Tognoli se reanudó ayer en el Tribunal Federal Oral 2 de Rosario. El proceso se inició en 2015 cuando el fiscal Patricio Murray lo acusó de facilitar su clave de acceso del registro de la Propiedad Automotor a subalternos de la comisaría de Villa Cañás, lo cual permitió alertar a Ascaíni de que lo seguía la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). La causa fue elevada a juicio por el juez federal Carlos Vera Barros, quien inicialmente le había dictado a Tognoli una falta de mérito ante la acusación de la fiscal Liliana Bettiolo.

El juicio comenzó en junio pasado con el fiscal Adolfo Villate al frente de la acusación y se prolongó hasta mediados de diciembre. Tras la feria judicial se reanudó ayer a las 8.40, aunque enseguida se dictó un cuarto intermedio porque no se pudo establecer conexión por videoconferencia con el penal Federal de Ezeiza, donde Orozco sigue el trámite desde una habitación.

Recién a las 10.20 las partes volvieron a la sala. Barabani remarcó que seguían los problemas de conexión con Ezeiza y se supo que desde el penal enviaron un fax que indicaba que Totola se negado a bajar de su celda. Entonces su defensor Martín Gesino dijo que no se negaba sino que no quería que lo sacaran a la madrugada del calabozo para una audiencia prevista para las 8.30.

Barabani pidió que en lo sucesivo se solucione el problema técnico y el Tribunal decidió seguir la audiencia. Antes hubo un intercambio de opiniones entre defensores y jueces por quejas de algunos imputados sobre maltrato en el penal de la Policía Federal donde están alojados. Al menos seis acusados pidieron ampliar su declaración y volver lo antes posible a los penales federales, donde estaban alojados originalmente. Oriundos de la zona de Firmat, pasaron al estrado y se despegaron de la causa. La mayoría admitió ser “consumidor” o “adicto” pero negaron pertenecer a una banda narco.

Tras otra interrupción de una hora, siguió el debate con la declaración de la ex mujer de Ascaíni, Carina Leguizamón, que atraviesa el proceso en libertad. La mujer cargó contra miembros de la Brigada de Drogas de la URVIII, insinuó que le plantaron la droga al ser detenida en un allanamiento, dijo que no quiere saber nada más con su ex y rogó que la excusaran de volver a participar de las audiencias, ya que tiene que atender a su madre enferma de cáncer y a sus tres hijos. El Tribunal la autorizó y le pidió un certificado médico sobre el caso particular.

A las 14.05 Barabani dictó otro cuarto intermedio de una hora, con vistas a la declaración de Tognoli. Pero los jueces no regresaron hasta las 15.50, cuando Barabani volvió sólo con el juez Ricardo Moisés Vázquez e indicó que Digerónimo había sufrido un problema de salud. Por ello decidió pasar a un cuarto intermedio hasta hoy a las 10, para cuando se espera la declaración de Tognoli.