Tensión entre los gobernadores de La Pampa y Mendoza en la audiencia por el uso de las aguas del río Atuel

La Pampa y Mendoza defendieron sus posturas en la audiencia de conciliación que fijó la Corte por la puja sobre el uso de las aguas del Atuel. El gobernador pampeano tildó de “mentiroso” a su par mendocino

“Mendoza es esencialmente desierto y a toda luz no resulta razonable pedirle al desierto que entregue agua porque, sencillamente, no se puede dar lo que no se tiene”, fue el mensaje que dejó el gobernador Alfredo Cornejo en la audiencia de conciliación con La Pampa que fijó la Corte Suprema en el marco del conflicto por el uso de las aguas del río Atuel. Minutos después de las 10, el presidente del máximo tribunal de la Nación, Ricardo Lorenzetti, en el cuarto piso del Palacio Judicial, dio comienzo a la audiencia brindando la palabra a los amicus curiae o amigos del Tribunal, quienes fijaron una tercera posición en el litigio, en base a opiniones y perspectivas técnicas.

La “ocupación inglesa” del Atuel

Uno de los primeros conceptos que llamó la atención fue la analogía realizada por uno de los representantes de la Universidad Nacional de La Pampa que, en su exposición, comparó la situación del Atuel con la ocupación inglesa sobre Malvinas, en ese sentido, acusaron a Mendoza de pretender dominar el río. Además aseguraron que hubo una afectación a las poblaciones, obligándolos a éxodos y migraciones: “Es hora de pasar de una ética del dominio a una del huésped”, advirtió el orador a Mendoza.

“Sin riego, no hay vida en Mendoza”

En otro tramo de la audiencia, tomó la palabra el superintendente del Departamento General de Irrigación, Sergio Marinelli, quien fundamentó lo que significa el riego para la provincia de Mendoza: “Vengo a explicar lo que significa el riego en Mendoza. Nuestra provincia está en una zona árida, en un desierto. La totalidad de su territorio se encuentra bajo un régimen escaso de lluvias de apenas 200 milímetros cúbicos de agua por año. En nuestra provincia sin riego no hay vida. Tenemos 330 mil hectáreas cultivadas, apenas un 3 por ciento de la superficie total”.

Aborígenes: “Que el Atuel siga su cauce natural”

Cuando la audiencia llevaba casi una hora y media, expusieron representantes de comunidades aborígenes de La Pampa quienes reclamaron ante Lorenzetti: “Lo único que le voy a pedir para que vuelva el río Atuel por su cauce natural como era cuando vivían nuestros ancestros, dueños de las tierras”. Por su parte, Pedro Andrés Coria, presidente del Consejo de la Comunidad Indígena Ranquel, disparó: “La falta de agua nos está obligado a migrar”.

Verna acusó de “mentiroso” a Cornejo

En el turno de La Pampa, sus representantes pidieron espacio para pasar un video cuyo eje argumentativo fue: “A La Pampa le robaron un río. Mendoza nos obligó a vivir en un desierto”. Luego, el fiscal de Estado de la vecina provincia José Alejandro Vanini dejó expreso el reclamo pampeano: “Con un mínimo de 4,5 metros cúbicos de agua por segundo nos permitirían reconstruir el ambiente”, fue la respuesta que dio el funcionario a la vicepresidenta de la Corte, Elena Highton de Nolasco, quien insistió en que La Pampa especificara el porcentual de caudal hídrico que está reclamando La Pampa. Seguidamente, el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, aprovechó su locución para acusar de “mentiroso” a su par mendocino Alfredo Cornejo. Según expuso el mandatario de la provincia vecina “el último dique, Valle Grande, rebalsó en donde está el vertedero y Mendoza no nos avisó que se iba llegando al punto de rebalse. Eso demuestra que es mentira que tengan buena voluntad para llegar a una solución”, disparó Verna en medio de la audiencia. “No hay buena voluntad de Mendoza”, insistió. “Nos fueron empujando al éxodo; sin embargo después de un largo camino de lucha con la misión de hacernos escuchar llegamos a este momento trascendente en donde por fin estamos ante la competencia de la Corte. Hemos sufrido el despojo, la tristeza y el empobrecimiento. Hoy vengo no sólo en representación de los ciudadanos de mi provincia sino como un ciudadano más; soy uno más entre todos los pampeanos que transcurre su vida sabiendo que los derechos de su provincia fueron violados. A La Pampa le robaron el río Atuel”, manifestó.

Cornejo: “No resulta razonable pedirle agua al desierto”

Al momento de tomar la palabra, el gobernador provincial aclaró, en primer lguar, que la provincia siempre ha estado abierta a la negociación “de buena fe” y puso énfasis en que “no resulta razonable pedirle al desierto que entregue agua porque sencillamente no se puede dar lo que no se tiene”. “La Pampa no logra ver que Mendoza no ha tenido la suerte que a ella le toca con una geografía que en ningún lugar alcanza la aridez que tiene Mendoza. No es casual que nuestro cultivo predominante sea la vid que justamente se caracteriza por su baja demanda de agua. En Mendoza no hay un solo árbol sin una acequia que lo irrige, no hay una planta en pie sin esfuerzo humano. Mendoza es esencialmente desierto y a toda luz no resulta razonable pedirle al desierto que entregue agua porque sencillamente no se puede dar lo que no se tiene”, expresó.

Entre los presentes, por el lado de Mendoza estuvieron el gobernador Cornejo, la vicegobernadora Laura Montero, el fiscal de Estado Fernando Simón y el abogado constitucionalista Alberto Bianchi. También participaron como oyentes el intendente de San Rafael, Emir Félix, y el diputado provincial representante de General Alvear, Gustavo Villegas. Por el lado de La Pampa, acompañaron a Verna el fiscal de Estado José Alejandro Vanini, el abogado Gregorio Badeni y el técnico de la Secretaría de Recursos Hídricos Edgar Morisoli.