Tras la renuncia de Gils Carbó el gobierno apura la reforma de la Procuración

En el Poder Ejecutivo se allana el camino para concretar los ansiados cambios en el MPF. “Entendemos que es crucial la reforma del Ministerio Público Fiscal. Hay que hacer transformaciones en la ley orgánica para que el procurador no acumule tanto poder como pasa ahora, y eso es parte de nuestro proyecto Justicia 2020”, afirmó en las últimas horas Germán Garavano.

“Es muy difícil avanzar en el sistema acusatorio si el Ministerio no rinde cuentas, porque hasta ahora funcionó sin controles internos ni externos”, enfatizó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, quien reclamó más de una vez que Gils Carbó pida licencia en su cargo.

En la previa al acto de presentación de las reformas que encabezó Mauricio Macri en el CCK, el funcionario de Justicia celebró la renuncia y aseguró que debería “haberlo hecho hace mucho tiempo”. Asimismo, Garavano descartó que esa dimisión tenga un componente político. “Es necesario avanzar en la reforma del Ministerio, acumuló mucho poder y es necesario que haya muchos controles”, subrayó el ministro ante la prensa.

En declaraciones a Radio Nacional, Garavano explicó sobre el anuncio de Gils Carbó: “Hace unos días ya sabíamos ésta situación. Valoramos que la procuradora haya dado un paso al costado, destraba varias cosas”.

“Para nosotros sigue siendo importante la reforma de la ley. Es necesario tener una ley que democratice el Ministerio Público. Ojalá pueda salir la ley éste año o a principios del años que viene”, sostuvo y agregó: “Es importante el gesto de permitir que prosiga la reforma del Ministerio Público que ella tenía bloqueado. Tomémoslo como un paso positivo. Ahora se abre la posibilidad de avanzar en el sistema de justicia penal”.

Sobre si ya hay posibles reemplazantes de Gils Carbó aseveró que “hay muchos candidatos. Hay gente muy valiosa y la decisión es del Presidente”.

También se expresó al respecto en declaraciones radiales Nicolás Massot, presidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados, dijo que “lo de hoy fue un anuncio pero son puntos de partida, donde todavía tiene que haber mucha discusión”.

Sobre si la modificación de la ley del Ministerio Público Fiscal será tratada el año próximo, consideró: “No estaría tan seguro, no nos resignamos a intentar sancionarla. Si bien la renuncia de Gils Carbó afloja tensiones, después del fallo de la Corte necesitamos legislar. Yo no la descartaría para nada para sancionar en lo que resta del año”.

Garavano es uno de los principales promotores de la reforma en la Procuración, pero no el único. El oficialismo ya había intentado en 2016 avanzar con una reforma que acotaba el mandato de Gils Carbó, hoy vitalicio, a seis años, pero fue la aliada de Cambiemos Elisa Carrió quien bloqueó la iniciativa tras manifestar sus diferencias con el sistema de designación de fiscales.

Sin embargo, semanas atrás, el juez en lo Contencioso Administrativo Federal Pablo Cayssials declaró la inconstitucionalidad del artículo de la ley que establece el mecanismo del juicio político para remover a la procuradora.

Cayssials hizo lugar a una demanda promovida por la agrupación “Será Justicia” y el Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires en contra del artículo 76 de la ley 27.148 que rige a la Procuración. Ese artículo establecía el juicio político como único mecanismo para remover a quien ocupara el cargo y el juez entendió que era inconstitucional porque igualaba a la jefa de los fiscales con los jueces de la Corte Suprema. “El privilegio que la Ley 27.148 le concede al titular del Ministerio Público, resulta muy superior al que tienen todos los jueces de la Nación (con excepción de los magistrados de la Corte Suprema), lo que resulta incompatible con las exigencias de igualdad y responsabilidad de los funcionarios, contemplados en la Constitución Nacional”, explicó el magistrado.

• Danza de nombres

Si el Presidente acepta la dimisión de Gils Carbó, ya no hará falta que el Congreso apruebe una ley ni que el mandatario firme un decreto para echarla del cargo. La diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer ya suena para reemplazarla. “Margarita sería una gran ministra de la Corte Suprema o una gran Procuradora General de la Nación. Respeto mucho a Margarita. Desde el punto de vista institucional, los cargos que le ofrecería significarían un gran avance para la Argentina”, aseguró el ex intendente de Tigre y excompañero de boleta Sergio Massa en octubre de 2015.

También se anotan el fiscal de Saavedra José María Campagnoli, el fiscal general de la Cámara del Crimen y vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Sáenz y el fiscal ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, Germán Moldes. Estos tres candidatos podrían quedar afuera de la carrera por sus cercanías y vinculación ideológica y político-partidaria con el macrismo. Campagnoli sería el candidato de Carrió.

Otros posibles postulantes serían el fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal, Raúl Pleé, y el dirigente del PJ Alberto García Lema, mentor de la reforma constitucional de 1994 y se estrecho vínculo con Miguel Ángel Pichetto. El segundo favorito de Carrió es el procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand.