Tras las críticas de Macri, la Justicia busca hacer reformas

“Olfato judicial”, cuando el último lunes el presidente de la Nación, Mauricio Macri, llamó a consensuar políticas públicas, uno de los ejes de las reformas propuestas giró en torno al funcionamiento del servicio de Justicia. El Poder Judicial, ni lerdo ni perezoso, recogió el guante y atendió el pedido de “dar el ejemplo”.

Desde la presidencia de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, a cargo de la jueza María Lilia Gómez Alonso de Díaz Cordero, se remitió un mail a todos los titulares de las comisiones de la institución a responder sobre “un temario” que, precisamente, se encuentra en concordancia con los cuestionamientos que el Jefe de Estado le realizó a la Justicia.

La discusión sobre la conveniencia del receso veraniego del Poder Judicial es un debate que viene desde principios de año y su modificación es impulsada por el titular de la cartera de Justicia, Germán Garavano

Las críticas hicieron foco en tres ejes: el horario de los tribunales, la extensión de la feria judicial y el régimen de licencias que tienen los integrantes de la Justicia. Precisamente, sobre estos tres tópicos la AMFJN busca elaborar propuestas, que deberán ser enviadas por mail con “la mayor brevedad posible” porque el requerimiento vendría de parte del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti.

Precisamente Lorenzetti, junto con la vice del Alto Tribunal, Elena Highton de Nolasco, fueron dos de los asistentes destacados el pasado 30 de octubre en el Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK), cuando Macri realizó las propuestas de consenso.

De enero a enero

El temario consta de cinco puntos, pero los interesados pueden hacer propuestas alternativas. El primer punto es la eliminación de la feria de julio, el segundo la idea de modificar la feria de verano y que se extienda desde mitad de diciembre hasta mediados de enero. La eliminación de la feria es una “punta de lanza” de la Plataforma Justicia 2020, dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación y que busca dinamizar las prácticas tribunalicias.

La discusión sobre la conveniencia del receso veraniego del Poder Judicial es un debate que viene desde principios de año y su modificación es impulsada por el titular de la cartera de Justicia, Germán Garavano, que pidió debatir “cómo darle agilidad a la Justicia” y que la “rueda judicial no se deje de mover 45 días al año, con un grave perjuicio para los ciudadanos”.

Una alternativa propuesta por el titular del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, Jorge Rizzo, es la de extender el horario de 7:30hs a 15:30hs en dos turnos de seis horas

Este es un aspecto que también influye en el trabajo de abogados y auxiliares de justicia. Algunos no están tan disconformes con la feria judicial. Un relevamiento que hizo este medio el pasado febrero dio como resultado que el 65% de los participantes de la encuesta opinaron que la modificación “va a traer más problemas que soluciones en el funcionamiento del Poder Judicial”, mientras que el restante 35% opinó que “va a mejorar el servicio y la eficiencia de la Justicia”.

Las horas contadas

El otro de los tópicos, que se plasmó en los dos puntos siguientes, es el horario de atención al público de tribunales. Macri había sido muy claro: “no puede ser que los Juzgados cierren a las 13:30 hs”. Como había adelantado Diario Judicial, existen dos ideas en boga, una es la modificación del horario de 9:30 hs a 15:30 hs y la otra es la extensión de la jornada a ocho horas.

Otra alternativa, pensada por el titular del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, Jorge Rizzo, es la de extender el horario de 7:30hs a 15:30hs en dos turnos de seis horas, y que quienes ingresen al Poder Judicial o los Ministerios Públicos de aquí en adelante trabajen en el turno original hasta las 13:30 hs.

Licencias

Sobre las licencias de los magistrados y funcionarios del Poder Judicial giró el tercer eje de propuestas. El Presidente había sido estricto en este aspecto al interpelar a la Justicia para que “dé el ejemplo” y elimine alguna de ellas, o por lo menos se replantee “estas interrupciones que no hacen más que demorar causas que tardan años”.

Según pudo saber este medio, la presidencia de la asociación deslizó la posibilidad de discutir que las licencias sean por antigüedad y también que se restrinjan las licencias especiales.

El temario propuesto no contó con un tópico relativo a la demanda de modernización en los procesos “para dar un servicio ágil y transparente”, relacionado principalmente con la digitalización de los procesos judiciales. Macri había criticado que el expediente electrónico “no existe”. Tampoco se propuso discutir nada en relación con el pago del impuesto a las ganancias por parte de quienes se encuentran en la Justicia.

Fuente: Matías Wemer para Política Judicial