Un fiscal pidió que Ricardo Echegaray y Cristóbal López vayan a juicio

Es en la causa por defraudación al Estado iniciada a partir de la deuda de $8.000 mil millones de OIL con la AFIP

El fiscal federal Gerardo Pollicita requirió que se declare parcialmente clausurada la instrucción y se eleve a juicio oral y público la causa por la deuda que contrajo Oil Combustibles con la AFIP por la falta de pago del Impuesto a los Combustibles Líquidos. El representante del Ministerio Público solicitó que sean juzgados Cristóbal López, su socio Fabián de Sousa y el ex titular del organismo recaudador, Ricardo Echegaray.

Pollicita los acusa del delito de defraudación por administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de la administración pública. En el caso de Echegaray como coautor y en el de los empresarios como partícipes necesarios. Además solicitó que se afecte al embargo de $17 mil millones ya ordenado los bienes de los imputados y respecto de las empresas beneficiadas con la maniobra.

En el mismo dictamen, Pollicita solicitó que el juez ordene el secuestro, depósito y administración judicial de los bienes muebles y la totalidad de los activos. Según el fiscal, se corroboró una maniobra de corrupción por la que desde la AFIP, funcionarios encabezados por Echegaray defraudaron a través del Impuesto a los Combustibles Líquidos de modo sistemático, deliberado y permanente al Estado Nacional en beneficio de Cristóbal López, ocasionando un perjuicio a la administración pública de 8.900 millones de pesos.

La operatoria consistió en no exigirle a Oil Combustibles el pago del ICL (que la petrolera cobraba a los consumidores cada vez que cargaban combustible), permitiendo que se acumulara una deuda millonaria, luego le concedía facilidades de pago tanto generales como particulares, lo que generó una deuda de 8.926 millones de pesos.

Al mismo tiempo,el grupo empresario con esas sumas de dinero que percibían y no entregaban al fisco fondeaban las otras sociedades comerciales de Indalo. Lo hacían a través de préstamos sin garantía alguna, sin plazo de devolución y en el 80 por ciento de los casos sin intereses. De esta forma, descapitalizaban Oil, la empresa deudora de la AFIP tornando incierta la posibilidad de que el organismo recaudador pudiera cobrar.

Estos mutuos no sólo se lo hacían a las empresas del grupo sino también se prestaban a ellos mismos. Es así que Cristóbal López recibió de Oil Combustibles 391.764.074 pesos y 35.727 dólares. Estos giros de dinero se instrumentaron mediante un simulación de préstamos por parte de firmas que eran controladas por los propios López y De Sousa.

En una etapa posterior, una porción de ese dinero retenido y no entregado al fisco era desviado en favor de Néstor Kirchner, Cristina Fernández y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, a través de distintas maniobras de lavado de activos mediante la actividad hotelera y el alquiler de inmuebles.

Este proceso a través del cual Oil Combustibles, deudora de la AFIP, se iba insolventando desembocó en la presentación de la petrolera en concurso preventivo que recientemente se convirtió en la quiebra de la sociedad ante la imposibilidad de hacer frente a las obligaciones con sus acreedores.

Fuente: Fabio Ferrer para Infobae

  • Robó, lo perseguían y decidió deshacerse de parte del botín

  • Caso Balcedo: indagaron a Guille Cantero y a su padre

  • Una nueva denuncia de Elisa Carrio sobre la hidrovía Paraná-Paraguay

  • Cierran la causa que investigaba a Macri por la designación de un juez de Casación

  • El juez Padilla ordenó suspender los cortes de gas por falta de pago

  • Piden investigar los dichos del periodista Santiago Cúneo por posible discriminación